Quién es el responsable de la vacunación en Puebla: Rodrigo Abdala

Su desempeño en el cargo con la llegada de la pandemia, y posterior a las jornadas de vacunación, su trabajo ha dejado mucho a qué desear

Nancy PAZ

El proceso de vacunación en Puebla tiene nombre y apellido, Rodrigo Abdala, ya que es el delegado del Gobierno Federal en la entidad poblana de la Secretaría de Bienestar.

Esto quiere decir, que Abdala es el encargado de coordinar toda lo que tiene que ver en estos momentos con la vacunación en Puebla, la logística, los días, las horas, y hasta la implementación de la página web para sacar turnos.

Aunque en el 2015 cuando se convirtió en diputado federal de Morena, presentó la iniciativa referente al “Derecho al Agua en Puebla” la cual exigía garantizar el derecho humano al agua de los habitantes de diversos municipios del Estado, en la actualidad la realidad es otra.

Su desempeño en el cargo con la llegada de la pandemia, y posterior a las jornadas de vacunación, su trabajo ha dejado mucho a qué desear.

Tal es el caso de la pasada vacunación con adultos mayores de 60 años en San Andrés Cholula, donde muchos de ellos tuvieron que pernoctar para alcanzar una vacuna.

También, en la pasada jornada de vacunación en nueve municipios de Puebla, el caos y la desorganización imperó: Coronango, Cuautlancingo, Huejotzingo, Ocoyucan, San Andrés Cholula, San Gregorio Atzompa, San Martín Texmelucan, San Pedro Cholula y Santa Isabel Cholula, fueron testigos.

Puesto que, Rodrigo Abdala una noche anterior no había declarado aún nada sobre el inicio de la vacunación, sino fue por medio del secreto a voces entre vecinos que transcendió la llegada de las vacunas.

Derivado de esto, se ocasionó que vecinos fueran a apartar lugar para sus familiares para poder alcanzar una vacuna.

Abdala informó a primera hora del 13 de marzo cuando a través de sus redes sociales emitió el comunicado que se entregarían las fichas para la vacunación del 16 al 19 de marzo. Las largas filas, sin sana distancia estuvieron presentes.

Y ahora, cuando el pasado 29 de marzo inició la vacunación contra la Covid-19 en la capital poblana, fue un caos, el desorden, inquietud, sin sana distancia y tumulto fueron los partícipes.

El Popular/JS