Elba Esther y Pedro Haces ya buscan a Hank, tras el rechazo de la alianza PRI-PAN-PRD

El frente anti-4T en Baja California no cuaja. Los dirigentes estatales de Acción Nacional, el PRI y el PRD demostraron que la sombra de Ciudad de México es muy pesada y no han llegado al acuerdo de la candidatura a gobernador para 2021, donde el panismo tiene la preferencia.

Bajo la premisa de que la ley electoral exige paridad de género, defenestraron los proyectos de varios aspirantes; entre ellos, Héctor Osuna Jaime. Sin embargo, a quien de plano dijeron que no fue al priista Jorge Hank. Pero su apuesta política muestra resistencia y adaptación, incluso luego de entusiasmar al panista Enrique Méndez, al panista Carlos Jiménez y a Omar Sarabia del PRD.

La lista de candidez incluye a Mario Favela del Partido de Baja California. Pues ante la indecisión del líder del instituto político local, según supo LPO, el H21 -como ahora le gusta que le llamen a Hank Rhon- tomó en serio la invitación de la 4T y aún se debate entre Redes Sociales Progresistas de Fernando González Sánchez y Fuerza Social por México de Pedro Haces.

Ambos buscan capitalizar la relación diplomática que mantiene el dueño del Grupo Caliente con Palacio Nacional. Pues no se trata nada más de que su hijo César Hank Inzunza sea un abierto simpatizante del presidente López Obrador, además al darle una vigencia ilimitada a tres casinos de los Hank el actual Gobierno Federal pareció mandar una señal de diálogo en enero de 2020.

Lo anterior ocurre mientras el empresario busca al gobernador Jaime Bonilla para una alianza táctica en contra de un enemigo en común: Arturo González Cruz, alcalde de Tijuana, municipio para el que ambos políticos -desde caminos opuestos- han dedicado una atención especial. El pacto -cuentan a esta redacción- podría incluir una candidatura independiente que arrebate TJ a Morena.

Fuente: LPO