En reunión del G-20, AMLO pide a los líderes mundiales evitar el confinamiento por la pandemia

En un discurso centrado en la crisis del coronavirus, llamó a abandonar "las tentaciones autoritarias".

El presidente Andrés Manuel López Obrador realizó esta mañana de sábado su primera intervención en la Cumbre Virtual de Líderes del G20, que tiene como anfitrión a Arabia Saudita y cuyo temas excluyentes son la crisis sanitaria y económica derivada de la pandemia del coronavirus.

Hablando desde Puebla, donde está previsto que encabece un acto esta tarde, el presidente centró su discurso en la respuesta al Covid-19, reiterando alguno de los puntos que han guiado su propia gestión contra la pandemia.

En ese sentido, dijo que era importante que los gobiernos promuevan una alimentación saludable de los ciudadanos para que eviten los excesos de azúcares y sal, teniendo en cuenta que entre los principales afectados por el virus han estado las personas con enfermedades crónicas como diabetes, obesidad e hipertensión.

Además, recomendó a los líderes mundiales reunidos, los mandatarios de los 19 países más ricos del mundo más los miembros de la Unión Europea, no caer en la tentación autoritaria de medidas como confinamientos y toques de queda, y en su lugar “confiar en la responsabilidad de la gente” y garantizar las libertades.

“Todo tiene que ser con el convencimiento y la razón, no con la fuerza”, dijo.

También habló de la importancia de la familia como “institución de seguridad social”, haciendo foco en la necesidad de no abandonar a los adultos mayores en casas de ancianos.

 

AMLO se refirió también al aspecto económico de la crisis, y como ya lo ha hecho en el pasado justificando su plan para la recuperación en México, criticada por insuficiente por muchos empresarios y expertos, dijo que el rescate tiene que hacerse “de arriba a abajo”, sin que los gobiernos inyecten dinero público en empresas, y recomendó no endeudarse.

El presidente mencionó también el tema de las vacunas, que en los últimos días han sido un tema ineludible tras el anuncio de varias empresas farmacéuticas de la efectividad de las vacunas que han desarrollado.

“La salud es un derecho humano fundamental que el Estado tiene que garantizar haciendo a un lado el afán de lucro. Las vacunas deben ser gratuitas y de aplicación universal como lo establece la resolución de México aprobada en la ONU”, afirmó el mandatario, quien mañana continuará participando en la última jornada de la cumbre del G-20.