Pancho Domínguez dice que Kuri negoció en Palacio la aparición del video que lo compromete

Reunión secreta con Julio Scherer y Gabriel García. El pronóstico de Gil Zuarth que al final resultó equivocado.

Es la hora más aciaga del gobernador queretano Francisco Domínguez.  Desde este lunes, cuando se conoció el video de su secretario particular recibiendo sobornos en el Senado, el mandatario se encuentra casi no localizable y solo ha dado señales a través de un mensaje en redes sociales donde se deslinda de cualquier responsabilidad.

La primera línea de su gobierno está a la espera de alguna indicación. Los pocos con quienes se ha comunicado hablan de un personaje abatido por el golpe del video que habría entregado Emilio Lozoya y tiene sentido: es inimaginable que su secretario particular reciba semejante cantidad de dinero sin estar el actual gobernador al tanto.

Domínguez venía relajado respecto al affaire Lozoya porque hace dos semanas se comunicó con Roberto Gil Zuarth y este le dijo que él no sería tocado por las acusaciones del ex director general de Pemex y que, en realidad, la víctima verdadera era el tamaulipeco Francisco Cabeza de Vaca.

Pero al igual que en su rol de editorialista (francamente soporífero), Gil Zuarth parece no tener demasiada habilidad en el cabildeo. Todavía debe la explicación, además, de por qué es él quien está involucrado en este affaire, lo cual derivó, por cierto, en que Pablo Escudero abandonara el despacho que atienden juntos.

“Pancho” alega que tuvo la información de que la semana pasada el senador Mauricio Kuri, que aspira a la gubernatura el año que viene, estuvo reunido en Palacio Nacional con Julio Scherer y Gabriel García y que en esa reunión, donde había además un prominente constructor del Bajío, se acordó la publicación del video proporcionado por Lozoya.

Kuri es cercano a Ricardo Anaya que desde siempre tiene una historia de fricciones subterráneas con Domínguez. El senador ya está planificando su campaña y teme que el escándalo sea un golpe fuerte contra el PAN en uno de sus bastiones.

Al parecer en la supuesta reunión se conversó sobre ciertos intereses de Morena en Querétaro y de otro expediente sensible que también es un problema para Domínguez: el caso Caja Libertad que tiene encarcelado a Juan Collado, quien fuera uno de los abogados más poderosos del país.

 

Fuente: LPO