Ni la pandemia frena la migración de poblanos

La falta de empleo y la posibilidad de ocupar plazas de fallecidos por Covid-19, impulsa la salida hacia los Estados Unidos

A pesar de la pandemia, los jóvenes en la Mixteca continúan yéndose a trabajar a los Estados Unidos, especialmente, en busca de trabajo en el campo o en empresas del sector primario. Aunque se pudiera pensar que en estos momentos las empresas no están requiriendo mano de obra, los trabajadores han emprendido el viaje al norte.

Sandro Ávila López, representante del grupo migratorio Mixteco, confirmó que de acuerdo con autoridades de aduanas y donde se hacen los trámites migratorios, el cruce en la frontera se dio principalmente en los meses de abril y mayo, y muchos de ellos ya se encuentran laborando e incluso hubo nuevas incorporaciones tanto en el campo como en otros sectores industriales o de la construcción.

Aunque se carece de cifras, el líder mixteco mencionó que en algunas compañías solicitaron más personal en los últimos meses, porque algunos de sus agremiados fallecieron y tienen que cubrir esos espacios.

El problema, dijo, es que no les van a permitir regresar por ahora a la tierra natal y es probable que no regresen en diciembre como lo hacen normalmente: “todo dependerá de la pandemia de que como se vaya presentando y si baja sí les darán permiso salir, si no, muchos no vendrán este año”, expresó.

BAO RIESGO EN EL CAMPO

De acuerdo con Guillermina Martínez, quien tiene a su hijo en los Estados Unidos, la pandemia no se siente en el lugar donde él se encuentra, porque no hay casos, ya que ellos están alejados de las grandes ciudades y de aglomeraciones de personas. Además, para cuidarse, los mismos patrones no los dejan salir a otro espacio diferente por el momento.

Explicó que las empresas les ponen cuartos para quedarse a dormir en el mismo lugar, con tal de que no tengan que salir y es por eso que no se han presentado contagios en el lugar donde laboran. No obstante, dijo desconocer si su hijo regrese para diciembre, ya que aseguró que tienen mucho trabajo y es probable que no los dejen salir hasta que baje el contagio.

“La verdad no quería que se fuera, pero aquí no hay trabajo. Por eso decidió irse. Pero ahora me encuentro tranquila porque todo está calmado en ese lugar”, dijo.

Para Lucia Rivera, su hijo se fue por primera vez a Estados Unidos, esto porque uno de los que trabajaba en ese lugar falleció. Su hijo trabaja en una fábrica de lonas.

“Me ha dicho que toman las medidas necesarias y no los dejan salir mucho, por eso no se han contagiado ahí”, explicó.

 

Fuente: El Sol de Puebla