Gobiernos de EU y Canadá presionaron para incluir a inspectores laborales en el T-MEC: López Obrador

El mandatario dijo que si bien los empresarios rechazan la propuesta, algunos trabajadores la aprueban pues la ven como una 'garantía' para que se cumpla la ley en material laboral.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.Cortesía de Presidencia.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este martes que los gobiernos de Estados Unidos y Canadá fueron los que presionaron para incluir inspecciones laborales como parte del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

-¿La pretensión es que norteamericanos y canadienses supervisaran la aplicación de la ley laboral en México? -, se le preguntó al mandatario, a lo que contesto que “sí”.

-¿Gobiernos de esos países, congresos o con qué presionaron? -, fue cuestionado López Obrador, quien respondió “Gobierno” y remarcó que la administración federal rechazó la opción.

“(Dijimos) sí a resolver las controversias mediante la creación de lo que llaman paneles donde intervienen especialistas en condiciones de igualdad”, apuntó.

El lunes, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) informó, a través de un comunicado, que las propuestas de enmienda al T-MEC en materia laboral resultan extremas y son totalmente inaceptables.

Las propuestas, que incluyen las inspecciones laborales, fueron hechas por congresistas de EU a Jesús Seade, subsecretario para América del Norte y negociador comercial del acuerdo, quien las recibió la semana pasada.

De acuerdo con el órgano empresarial, la medida busca afectar las cadenas de suministro creadas en la región en los últimos 25 años.

Al respecto, López Obrador comentó que la recepción a la sugerencia ha sido mixta, pues si bien los empresarios la rechazaron, los trabajadores aprueban la inclusión de inspecciones laborales.

“Ellos consideran que es una garantía para que realmente se cumpla lo que está en la ley”, indicó el presidente sobre la reforma laboral aprobada este año en México.

El mandatario señaló que dio la instrucción a Seade para que, una vez esté “satisfecho” con el tratado comercial, este sea consultado con el Senado de la República.

Fuente: El Financiero