Deber del Estado coadyuvar para lograr la igualdad sustantiva de derechos de las mujeres: secretaria Olga Sánchez Cordero

La secretaria de Gobernación inauguró el “Encuentro de Mujeres Indígenas Defensoras de Derechos Humanos para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres” Los resultados que deriven serán integrados al actuar de las instituciones, políticas públicas, programas y, en los servicios del gobierno

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al inaugurar el “Encuentro de Mujeres Indígenas Defensoras de Derechos Humanos para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres”, sostuvo que las mujeres ya tienen igualdad jurídica, pero es deber del Estado coadyuvar para que se logre la igualdad sustantiva de sus derechos.

Señaló que la situación de violencia de género se agrava, sobre todo cuando se tiene una sociedad que discrimina, por lo que es necesario avanzar para que las instituciones asuman su perspectiva intercultural.

“Quiero decirles que en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y en lo personal en la titular de Gobernación reconoce la problemática enorme que enfrentamos de la violencia en contra de las mujeres y su erradicación en las políticas públicas, en los programas sociales y en todos aquellos mecanismos que nosotros podamos atender para empezar a caminar con ustedes en la erradicación”.

Asimismo, externó la intención y la disposición del Estado mexicano para que los resultados que deriven de este encuentro sean integrados en el actuar desde las instituciones, en las políticas públicas, en los programas, y en los servicios que tiene que llevar a cabo este gobierno.

“Yo creo que este encuentro forma parte de las responsabilidades que el Estado mexicano ha asumido en el marco de las recomendaciones recibidas por organismos internacionales, es cierto, en particular por el mecanismo de seguimiento de la Convención de Belém do Pará, para erradicar cualquier tipo de violencia en contra de las mujeres.

“Pero también por la convicción de quienes tenemos la oportunidad y el privilegio de estar una posición para acompañar, para construir instituciones sólidas que den respuesta a esta erradicación de la violencia en contra de las mujeres”.

La secretaria Olga Sánchez Cordero aseveró que la perspectiva y propuestas de las asistentes, provenientes de varias comunidades indígenas del país y funcionarias, orientarán acertadamente la política para la erradicación de la violencia en contra de las mujeres, pero en particular la violencia en contra de este sector de la población femenina.

“La violencia de género la sufrimos todas las mujeres y es una problemática que nos urge resolver. Estamos conscientes de las circunstancias adversas de la violencia que han sufrido las comunidades indígenas, pero en especial la violencia vivida por las mujeres indígenas”, subrayó.

Criticó que la violencia contra las mujeres indígenas ocurra, “no solamente desde espacios familiares, sino lamentablemente de su propio entorno comunitario. Y hay que subrayarlo, tienen violencia en el hogar y tienen violencia en sus comunidades”.

Por lo que la secretaria de Gobernación enfatizó la necesidad de cambiar la relación de fuerza e igualdad para avanzar juntos.

“Caminemos en igualdad, en igualdad de derechos, en igualdad de oportunidades y desde luego en una perspectiva de género para poder erradicar esta violencia que nos azota principalmente a las mujeres indígenas, pero a todas las mujeres en general”, expresó.

La titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), María Candelaria Ochoa Ávalos, resaltó que este evento se configuró con el propósito de dar seguimiento al trabajo de las defensoras indígenas.

La magistrada del Tribunal Superior Agrario, Maribel Méndez de Lara, destacó la presencia de mujeres líderes representantes y defensoras de los derechos humanos en comunidades indígenas.

En su intervención, la directora de Vinculación Legislativa de la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México, María Rosa Guzmán Valdez, indicó que este espacio va a permitir hablar sobre las diversas realidades que vive la mujer indígena en México, para que se materialicen en políticas públicas.

Además, cinco mujeres provenientes de comunidades indígenas de diversos puntos cardinales del país, emitieron un mensaje, acompañado de un ritual que aludió a deidades femeninas, para que este encuentro  genere las condiciones que les permita acabar con la violencia en contra de las mujeres.