AMLO encabezó ceremonia por sismos de 1985 y 2017

El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, encabezó la ceremonia para honrar la memoria de las personas que perdieron la vida en los sismos de 1987 y 2017.

En punto de las 7:15 horas caminó desde la puerta del Palacio Nacional hasta el patio central del Zócalo capitalino, donde accionó el mecanismo electrónico que elevó el lábaro patrio a la mitad, cuyo significado es el luto nacional.

Estuvo acompañado por su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller; los secretarios de la defensa, Luis Cresencio Cresencio Sandoval; de Marina, José Rafael Ojeda; de Seguridad Pública, Alfonso Durazo; de gobernación, Olga Sánchez; de Desarrollo Territorial, Román Meyer; y de Educación Pública, Esteban Moctezuma; así como de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; del comandante de la Guardia Nacional, Luís Rodríguez; David León, coordinador Nacional de Protección Civil; y Fernando Zuinaga, Presidente de la Cruz Roja Nacional.

Tras entonar el himno a la bandera, la banda de guerra de la Sedena ejecutó el toque militar “silencio”.

Finalmente, el presidente, junto con todos los asistentes, incluidos civiles, cantaron el Himno Nacional Mexicano.

Posteriormente, entregará en Palacio Nacional el Premio Nacional de Protección Civil 2019.

El terremoto de México de 1985 tuvo lugar el jueves 19 de septiembre de dicho año; inició a las 07:17:47, hora local, y alcanzó una magnitud de 8.1.

En cuanto a las personas fallecidas, se tiene registro que fueron 3 mil 192 fue la cifra oficial.

En cuanto a otros tipos de pérdidas, se calculan que económicamente fueron de unos 8 mil millones de dólares, que unas 250 mil personas quedaron sin casa y que aproximadamente 900 mil se vieron obligadas a abandonar sus hogares.

Mientras que el terremoto de Puebla de 2017 se produjo a las 13:14 hora local del martes 19 de septiembre de dicho año. Tuvo una magnitud de 7.1.

Los estados afectados fueron Morelos, Puebla, Ciudad de México, Tlaxcala, Estado de México, Guerrero, Chiapas, Oaxaca, Michoacán y Veracruz, dejando 370 muertos y 7 mil 289 heridos.

 

Fuente: La Razón