La preocupación por la Fundación Colosio, detrás de la ausencia de Manlio en la cumbre con Alito Moreno

El sonorense busca un acuerdo. Las negociaciones fallidas en la interna. El antecedente con René Juárez en San Lázaro.

Este lunes Alejandro Moreno convocó y se reunió en la sede nacional del PRI con los ex presidentes nacionales de su partido. Al encuentro, asistieron César Camacho, Pedro Joaquín Coldwell, la senadora por el PRI Beatriz Paredes, los diputados René Juárez Cisneros y Enrique Ochoa Reza, entre otros liderazgos históricos.

De acuerdo con el comunicado, los dirigentes partidistas coincidieron en señalar que la experiencia de quienes han encabezado al tricolor “es fundamental en la construcción de un partido más fuerte y más unido”. Quizá por ello pesaron tanto las ausencias: Claudia Ruiz Massieu y Manlio Fabio Beltrones.

Fuentes al interior del CEN del PRI revelaron a esta redacción que, en rigor, la ausencia fue un mensaje muy claro en medio de una negociación en curso: cuando se oficializó el triunfo de Alito, el sonorense pidió presidir la Fundación Colosio, en una suerte de reconciliación después de las tensiones durante la interna.

El instituto es un espacio de investigación, debate y análisis político que tiene como tarea principal la elaboración de los planes de gobierno y la plataforma electoral del PRI, al que Beltrones desea llegar en este año simbólico, en el 25 aniversario del magnicidio en en Lomas Taurinas. Pero, en estos momentos, se enfrentaría a la resistencia de varios colaboradores de Alito.

En 2017, al asumir la dirección nacional, Enrique Ochoa Reza tuvo una disyuntiva similar por el mismo sitio con el ex gobernador de Oaxaca, quien se resistía rendir protesta en la presidencia de la Fundación Colosio y en cambio pedía la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), en la que quedaría Arturo Zamora.

Testimonios al tanto de las negociaciones contaron a LPO que Alito Moreno se debate entre ceder o no este espacio, a riesgo de herir la relación con otros de sus aliados. Muchos no están de acuerdo con mostrar esta faceta de unidad, que tiene su antecedente más cercano en la continuidad de René Juárez en San Lázaro: un hombre que se alinea a las voluntades de Miguel Ángel Osorio Chong.

Recuerda la misma fuente que el episodio de renuncia de Juárez Cisneros a la coordinación de la bancada tricolor en San Lázaro también despertó la incertidumbre entre el círculo de colaboradores del líder nacional del PRI, dividiendo opiniones. Mientras unos aconsejaron al jefe de Campeche tomar la posición y entregarla un operador de Alfredo del Mazo -se barajeó incluso el nombre de Ernesto Nemer-, otra parte de sus asesores pidieron mandar un mensaje de unidad. Triunfó esta posición.

Finalmente, regresar a Juárez la coordinación fue entregar la representación del PRI en el Poder Legislativo a Osorio Chong, otro de los que puso resistencia al desembarco de Alito. Sin embargo, esa fue la decisión que se tomó. En el caso de Beltrones, Moreno Cárdenas no ha dicho la última palabra, pese a que el sonorense mantiene una negativa en el historial reciente: el rechazo a una candidatura plurinominal para 2021 a cambio de bajar a José Narro.

 

Fuente: LPO