Pagará gobierno de Puebla deuda heredada pero busca renegociarla

El gobierno del estado continuará con el pago de la deuda que heredaron anteriores gobiernos, incluidos los compromisos por obras de la gestión del exgobernador Rafael Moreno Valle, pues no hacerlo afectaría la calidad crediticia de Puebla.

No obstante, la actual administración estatal hará una reestructuración de todas las obligaciones de pago, a fin de generar mejores condiciones financieras, según dio a conocer la secretaria de Planeación y Finanzas, María Teresa Castro Corro.

En entrevista tras concluir una reunión en Casa Aguayo, la funcionaria estatal indicó que tal y como lo reveló Luis Miguel Barbosa Huerta durante su primer mensaje como gobernador de Puebla, la deuda actual del estado asciende a 44 mil millones de pesos, pero el desglose puntual se dará a conocer en las próximas semanas.

Se pagará deuda heredada

Castro Corro explicó que la suma contempla la deuda pública que el estado tiene con instituciones bancarias, convenios generados en anteriores gobiernos, laudos, adeudos a proveedores así como los compromisos de obras construidas durante la gestión de Moreno Valle a través de los esquemas de Proyecto de Prestación de Servicios (PPS) y Asociación Público Privada (APP).

Estas últimas son el Centro Integral de Servicios (CIS), el Museo Internacional Barroco (MIB) y las plataformas de la ensambladora automotriz Audi, de las cuales el saldo pendiente de pago es de mil 640 millones 756 mil 586 pesos, según el informe financiero del gobierno del estado con corte a junio pasado.

Sobre esos proyectos en particular, la secretaria de Finanzas señaló que no es posible desentenderse de los pagos, pues son contratos que fueron firmados con un marco legal y sería “irresponsable” incumplir con los mismos.

Sin embargo, puntualizó que sí es posible efectuar una renegociación de la deuda para encontrar mejores condiciones de pago y que así no se afecten las finanzas estatales.

“…hay obligaciones contractuales, convenidas, firmadas con contratos o convenios correspondientes, con un acto legal, que el gobierno no puede tomar esa decisión, sería una forma irresponsable de hacerla, se tiene que hacer un estudio para renegociar, reestructurar y buscar las mejores condiciones, si algo nos ha pedido el gobernador, es finanzas responsables y en equilibrio”, puntualizó la funcionaria estatal.

Castro subrayó que no cumplir con las obligaciones de pago podría afectar la calidad crediticia del estado y un menoscabo a las finanzas locales.

La secretaria aclaró que no todos los compromisos de pago están tipificados como deuda. Un ejemplo de ello son pagos pendientes a proveedores desde 2017 con los cuales el estado debe cumplir.

“…estamos honrando los pagos para pagar de manera oportuna a los proveedores… estamos haciendo revisiones a proveedores de todas las secretarías”, expuso.

¿Cómo está integrada la deuda que sí se conoce?

Según el último reporte de deuda pública del gobierno de Puebla, con corte al mes de junio, la deuda directa o bancaria del estado suma 5 mil 222 millones 783 mil 466 pesos, contraída con Bancomer.

Hay otro monto por 1 mil 563 millones 494 mil 932 pesos que se conoce como “deuda contingente” que corresponde al Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado (SOAPAP) –hoy concesionado a la empresa Concesiones Integrales-.

El informe financiero también contempla 13 mil 797 millones 299 mil 348 pesos etiquetados como “otros pasivos”, para sumar 20 mil 597 millones 577 mil 746 pesos.

Por los contratos APP y PSS, la administración estatal tiene pendiente por pagar 6 mil 640 millones 756 mil 586 pesos, de un total de 8 mil 194 millones 940 mil 86 pesos.

Por la construcción de las plataformas de Audi, en diciembre de 2012, el estado contrajo obligaciones financieras por 5 mil 79 millones 315 mil 613 pesos de los que aún están pendientes 4 mil 131 millones 20 mil 870 pesos que equivalen al 81.3 por ciento del total.

Por el MIB, que fue edificado en 2014, la administración estatal generó obligaciones por 1 mil 742 millones 945 mil 414 pesos, de los que aún están pendientes 1 mil 742 millones 945 mil 414 que equivalen al 85 por ciento de la cifra total.

Respecto al CIS, el gobierno poblano aún debe 1 mil 15 millones 782 mil 504 pesos que representan el 74 por ciento de los 1 mil 372 millones 679 mil 059 pesos que firmó el gobierno de Moreno Valle.

 

Fuente: econsulta