Denuncias contra Lastiri confirman que participó en la Estafa Maestra

Tanto el periódico Reforma como el semanario Proceso documentaron una serie de acusaciones penales, luego que el poblano firmara varios convenios cuando era subsecretario en Sedesol y Sedatu.

El priista Juan Carlos Lastiri Quirós estaría involucrado en dos denuncias penales por la llamada Estafa Maestra, una de ellas por la firma de un convenio multianual por más de 300 millones de pesos con la Universidad Politécnica de Tlaxcala.

Después de que Rosario Robles Berlanga, ex titular de Sedesol y Sedatu en el gobierno de Enrique Peña Nieto, fuera acusada y detenida por irregularidades en el manejo de 5 mil 070 millones de pesos, salió a la luz la lista de los funcionarios públicos involucrados, entre ellos el poblano Lastiri Quirós.

El periódico Reforma, en un reportaje publicado en su suplemento R, denominado El ABC de la Estafa Maestra, reveló que una de las denuncias penales dirigida hacía el priista fue cuando se desempeñó como subsecretario de Prospectiva, Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional en la Sedesol, la cual se dio en 2015 luego de la firma de un convenio con la Universidad Politécnica de Tlaxcala —asentada en el municipio de Tepeyaco— por 338 millones de pesos.

El poblano, junto con otros 10 ex servidores públicos, formó parte de la maniobra en el desfalco millonario cometido desde dos dependencias en el gobierno de Enrique Peña Nieto: las secretarías de Desarrollo Social y la de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

LA OTRA INVESTIGACIÓN CONTRA LASTIRI QUIRÓS

Sin embargo, esta no sería la única demanda penal en la que se vería envuelto el poblano. El semanario Proceso documentó que existen más investigaciones a raíz de la revisión de las cuentas públicas 2016 y 2017 de la Sedatu, dependencia en la que Juan Carlos Lastiti Quirós se desempeñó como subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda.

De acuerdo con la revista, la Auditoría Superior de la Federación informó que existen dos denuncias penales, una de las cuales involucra a la Universidad Politécnica de Tlaxcala, la misma a la que Lastiri Quirós contrató en la Sedesol.

La institución tlaxcalteca signó tres convenios con la Sedatu para transferir a empresas externas alrededor de 178 millones 634 mil 600 pesos. Dicha cantidad representaba 49% más de lo permitido.

La universidad, que había recibido el pago por servicios de investigación para programas prioritarios de la dependencia, carecía de los recursos humanos, técnicos y financieros para sacar adelante el proyecto contratado, por lo que al final no comprobó su participación y sólo fungió como ente pagador, según la auditoría forense 1611 de la cuenta pública 2017.

“No prestó ningún servicio y su función fue únicamente transferir recursos a proveedores que instruyó la Sedatu sin que éstos le prestaran los servicios objeto del convenio”, de acuerdo con la auditoría de la ASF que se reproduce en Proceso.

Las empresas subcontratadas fueron Thread Consulting, Donetsk y Soluciones Comerciales Islas, Multiservicios Zodiaco de México y Servicios Profesionales Orea y Asociados. Estas dos últimas no pudieron ser localizadas por la Auditoría Superior de la Federación.

Según el ex rector Narciso Xicohténcatl, la casa de estudios no participó en los trabajos, aunque la Sedatu —indicó— fue la responsable de proponer las contratación de las cuatro empresas involucradas.

De igual forma, la ASF explicó que la universidad no había sido auditada con anterioridad, pero gracias a la información pública detectaron que había hecho operaciones en virtud de tres convenios celebrados con la Sedatu; el primero de ellos, el 22 de septiembre; el segundo, el 12 de octubre, y el tercero, el 25 de octubre, todos en 2016.

 

Fuente: 24horaspuebla.com/DM y HP