El PAN dice que Morena presiona al Gober Precioso para que opere con Barbosa

La orden de aprehensión de Mario Marín. Aprovecha el PAN el fallo judicial contra Yeidckol para sumar a Armenta a campaña de Cárdenas.

0
186
El ex-gobernador Mario Marín (Hilda Ríos/Agencia Enfoque)

Mario Marín, el cacique del PRI en Puebla, sufre por el desprestigio mediático tras su participación en el caso Lydia Cacho. Desde ayer, el columnista de 24 horas Puebla, Mario Alberto Mejía, informó que se abrió una orden de aprehensión contra el ex gobernador poblano quien es uno de los presuntos responsables junto al empresario Kamel Nacif, Adolfo Karam (exdirector de la entonces Policía Judicial de Puebla) y Juan Sánchez Moreno (excomandante).

De inmediato, el coordinador de la campaña del PRI a la gubernatura del estado negó la existencia de tal orden judicial. “Quiero señalar que no hemos tenido comunicación con el licenciado Marín. Estamos en un periodo vacacional y él está de vacaciones. No tenemos absolutamente nada confirmado al día de hoy. El día de hoy, a mi parecer, esto responde más a un tema político de presión que a una orden judicial”, declaró Ramón Fernández Solana. 

Sin embargo, contrario a la primera impresión del coordinador de Alberto Jiménez Merino, hoy trascendió que con fecha del 11 de abril la magistrada María Elena Suárez Préstamo, titular del Primer Tribunal Unitario de Quintana Roo, revocó un acuerdo del juez Segundo de Distrito del estado en el que rechazaba liberar la orden de aprehensión en contra de los acusados de “tortura” a la periodista.

La orden al Ministerio Público federal para iniciar la búsqueda y detención de los inculpados llegó en un momento de tensión para el posible sucesor de Martha Érika Alonso en el Palacio de Gobierno. 

Mientras el Sol Azteca tiene problemas para reunir los recursos de su propia campaña a favor de Enrique Cárdenas, los sucesores del morenovallismo dejaron a su suerte al ex rector, quien este fin de semana pudo presumir la incorporación de la ex candidata independiente, Ana Teresa Aranda.

En el mismo acto, la invitación que lanzó Marko Cortés al senador Alejandro Armenta para que se sume a la coalición puso a la interna de Morena, con un fallo judicial del Tribunal Electoral en contra de Yeidckol Polevnsky, en el radar de las conjuraciones. Un hombre del war room del PAN explicó a LPO el golpe político que significó la decisión del Primer Tribunal Unitario de Quintana Roo contra Marín Torres.

“¿Por qué el Gobierno Federal golpearía a uno de sus aliados en el estado? Para hacerlo cumplir los acuerdos a los que se llegaron con la llegada de Guillermo Pacheco”, refirió la fuente. Y recordó que el mismo candidato priista acusó al gobierno estatal interino (priista) de hacer “campaña sucia” y de amedrentar a integrantes de su equipo.

“Quiero decirle al gobierno interino que no le tengo miedo, no tengo miedo a los funcionarios que hoy están obstaculizando la campaña”, declaró ayer Jiménez Merino.

“Si Mario Marín no cumple su palabra, el PRIMOR en el Gobierno (eso y no otra cosa es Pacheco Pulido) hará su trabajo. Aprovechando la grieta que abrió Armenta en Morena, los panistas meterán una cuña ‘anti-Barbosa’, aun cuando Armenta insista en que pase lo que pase votará por Morena”, explicó la misma fuente.

Fuente: La Política Online

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here