Sandoval analiza comprar 10 aviones militares para vigilar los ductos de Pemex

Efectos de la guerra contra el huachicol. Difícil encontrar proveedores por fuera de EU.

0
141

El general Luis Sandoval, titular de la Sedena, analiza la compra de diez aviones militares que tendrían por cometido reforzar la vigilancia sobre los 9800 kilómetros de ductos de Pemex, en plena guerra del Gobierno contra los huachicoleros. El tema se instaló en el staff de Sandoval por uno de los últimos reportes de su antecesor Salvador Cienfuegos quien le recomendó adquirir un total de 12 aeronaves, cinco radares y tres Sistemas Aéreos no Tripulados. Sandoval está enfocado en los aviones porque es lo urgente en cuanto a las necesidad del Gobierno.

La Fuerza Aérea mexicana tiene 10 aviones de combate F-5 Tiger pero la mitad presentan daños y requieren mantenimiento. Los aviones que recomendó Cienfuegos están más pensados para la vigilancia de operaciones terrestres, como podría ser, la seguridad de las instalaciones de Pemex.

La compra de aviones militares en México no es un tema fácil. El sexenio de Enrique Peña Nieto compró abundante material militar a EU y es una situación que el Gobierno actual no quiere repetir, especialmente por cómo Donald Trump ha exacerbado su discurso sobre la frontera y sobre los mexicanos.

No es fácil buscar otros proveedores. El escándalo Wikileaks reveló años atrás que en pleno gobierno de Felipe Calderón, cuando se intentaron comprar aviones de guerra rusos para la guerra contra el narco hubo un pedido directo del gobierno de George W. Bush para abortar esa compra.

En marzo del año pasado un reporte de la Fuerza aérea dijo que en 2012 se contaban con  356 aeronaves con un tiempo de vida de 21 años aproximadamente y altos gastos de mantenimeinto. Por eso se había programado la compra de 170 aeronaves ala fija y rotativa. Al final del  sexenio se habían comprado 100 aeronaves y 40 helicópteros.

Fuente: LPO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here