El búnker de Anaya suma a Televisa y TV Azteca al pacto EPN-AMLO: “Están todos en contubernio”

Castañeda dice que el video de Barreiro se preparó en Los Pinos. Rubén Aguilar acusa a las televisoras.

0
278

Queda claro que en esta recta final desde el war room de Ricardo Anaya se apostarán todas las fichas a la idea de un enorme complot de todos los factores de poder en contra del candidato del Frente. La narrativa de un pacto de Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador, ahora suma un nuevo enemigo: Televisa, de Emilio Azcárraga, y TV Azteca, de Ricardo Salinas Pliego.

LPO explicó que el primer actor en plantear esta idea fue Javier Corral, varios meses atrás. Desde febrero, el gobernador de Chihuahua les decía a los cercanos de Anaya que había un aroma a acuerdo de transición, como se escribió entonces en este medio.

Más tarde, y frente a una errática estrategia, fue Jorge Castañeda quien retomó este planteo como una herramienta para encarar el último trayecto de la pelea Presidencial, después de fracasar en la idea del voto útil y de un intento de acuerdo con Los Pinos.

“La explicación más factible [para la filtración del video de Barreiro] es que no quieren correr el riesgo, ni remotamente, de que el pacto de Peña con AMLO no fructifique. Bastante le va a costar a EPN y a su equipo con amplios sectores de la sociedad mexicana el haber sido responsables del triunfo de AMLO, si este llegara a suceder. Pero si además pactaron y pierde, pues es el peor y más tonto de los mundos”, escribió Castañeda en su habitual columna en El Financiero.

Quien fue un poco más allá fue Rubén Aguilar, el ex vocero de Vicente Fox que se sumó a la campaña en dupla con Castañeda. Según el comunicador, a este pacto oscuro se habrían sumado las televisoras, que horas después de la filtración del polémico video -donde presuntamente se admite que hubo operaciones de lavado para la campaña de Anaya- habrían ofrecido tiempo aire en una suerte de “trampa”.

“Es evidente. Hacia las 3 de la tarde se distribuyó el video. Hacia las 6 o 7 de la tarde Anaya empezó a recibir llamadas de directivos del más alto nivel de las televisoras para ofrecer el espacio de la noche para que pueda defenderse. En ese momento nos dimos cuenta que se trataba de una trampa para cometer el mismo error que cuando se sacó la primera denuncia. Ellos mismos en este contubernio con Los Pinos”, acusó Aguilar.

Y prosiguió con la teoría del complor: “Todo amarrado en esa lógica. Ahí supimos que se trataba de un acuerdo, un operativo que incluía a las televisoras. Hubiera sido un tremendo error de la campaña volver a salir a explicar temas administrativos, cuando detrás había un contubernio de las televisoras”.

 

 

Con info. de La Política On Line

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here