Respuesta en el bunker de Monreal: “Si no hay democracia interna y sigue la imposición, nos vamos”

En la Cuauhtémoc celebraban el giro de AMLO. "Le hicimos manita de puerco". Analizan respuesta oficial.

0
214
Ricardo Monreal, jefe delegacional de la Cuauhtémoc. Rodrigo González Olivares (LPO)

Lo ha revelado La Política Online, aunque poco se ha mencionado. La noche que Ricardo Monreal escuchó que no sería el candidato, respiró un par de veces y en silencio se levantó de la mesa. La explicación acaba de salir de la boca de Mauricio Hernández, Gabriel García y el “Bicho”, los encargados de las encuestas en Morena.

Esa noche, algunas horas más tarde, sonó el teléfono de Monreal. Era César Yáñez. “Dice Andrés que te invita a la gira que tendrá en unos días por Sonora”, comunicó. Con elegancia, Monreal envió su respuesta política: “Ya tengo compromisos, mi agenda está muy cargada”.

La relación se congelaba y Monreal arrancaba su operativo de salida de Morena. Este medio reveló los encuentros del delegado con caciques panistas, con Dante Delgado e incluso líderes del PRD. “Fake news”, algunos reporteros muy cercanos a Martí Batres. El propio Monreal confirmaba tiempo después: “Tengo una invitación del Frente Ciudadano, la estoy valorando”.

No está claro todavía si los sondeos de Morena arrojan otros números, o bien López Obrador comprendió -acaso de forma tardía- que fracturar su estructura en el principal bastión para la pelea presidencial era una idea a pocos meses de su última gran batalla contra “la mafia del poder”, como le gusta llamar al PRI y PAN.

“Lo voy a buscar para que convencerlo que siga con nosotros, que no se vaya. Que no le haga el servicio a los de la mafia del poder. Nada más hay dos caminos: cambio sí o cambio no. En Morena buscamos el cambio. Los del PRI, los del Frente Ciudadano son comparsa. No quieren cambiar”, dijo AMLO en un acto este viernes, en un giro de 180.

El líder de Morena agregó: “Voy a buscar a Ricardo para que siga con nosotros y no se vaya con la mafia”. Se trata de un cambio claro de estrategia. Hay que recordar que en los últimos actos no sólo no lo mencionaba por su nombre, sino que enviaba acusaciones veladas.

“Se subió a un ladrillo y se mareó”, dijo un día. “No hay términos medios, te quedas con el cambio o te vas con la corrupción”, aseguró más tarde. “Lo importante no son los cargos, la ambición ni la calentura”, le enrostró en otro acto.

Como sea, sus palabras generaron euforia en los equipos de la Cuauhtémoc. “Le doblamos la manita”, celebraban esta tarde. “Es muy improbable que nos den la candidatura en la Ciudad, pero demostramos que teníamos razón”, explicaron sus asesores a LPO.

“El mensaje está claro. Fijate que en el discurso no la menciona a Claudia, pero en el texto que escribe junto al video, hace un reconocimiento a Sheinbaum, como si dijera que esa decisión no cambiará”. En la delegación bromeaban con que ahora era momento de exigirle directamente la candidatura presidencial.

 

Vía La Política On Line

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA