Adame y Bravo Mena, los perfiles que suenan en el PAN para reemplazar a Anaya en la campaña

El líder panista no quiere mover a Marko Cortés de la Jucopo. Busca a un operador experimentado para 2018.

0
80

Es un tema que se conversa en los pasillos del PAN, mientras para afuera se construye el Frente Ciudadano. ¿Quién reemplazará a Ricardo Anaya, cuando finalmente deba pedir licencia para irse de campaña? El tema no es menor, pues la sintonía de la nueva conducción con los equipos de campaña serán vitales para lograr una estrategia alineada. El joven queretano no quiere perder el control de la estructura. Lógico.

La primer opción es Damián Zepeda, que tiene la plena confianza de Anaya. El problema es que Zepeda no parece cumplir con el expertise que se requiere en torno a la operación de las estructuras. En el PAN es valorado por su lealtad, pero no le reconocen grandes dotes de operador. “Es un gran partener de Ricardo, pero las elecciones presidenciales son cosa seria”, explicaron a LPO.

La Política Online reveló meses atrás que la primera opción era Marko Cortés, su hombre en San Lázaro. El michoacano tiene un relación de mucha cercanía, y es un probado operador. En Michoacán tiene el control total del panismo. Un cacicazgo indiscutido. El problema es que Anaya no quiere abrir un frente justo ahora que Cortés preside la Jucopo. En el Senado ya sufrió una rebelión. No quiere otra.

La segunda opción, quizás la más evidente, es Santiago Creel, el hombre de consulta permanente para Anaya. Sin embargo, el ex titular de la Segob ocuparía un rol más “suelto” y menos expuesto ante los medios, acaso la coordinación de campaña. Es lo que viene haciendo en las últimas elecciones estatales, desde que el “joven maravilla” desembarcó en el CEN.

El problema, entonces, es que la lista se va acotando. En ese contexto, los nombres que empiezan a sonar con más fuerza son dos: Marco Antonio Adame y Luis Felipe Bravo Mena, que cumplen con las condiciones más básicas, confianza y probada experiencia.

Ricardo Anaya conversa con Luis Felipe Bravo Mena.

Marco Adame se convirtió en los últimos años en una referencia para Anaya, que suele consultar sus decisiones con los “viejos panistas”. El currículum de Adame es más que conocido: fue gobernador entre 2006 y 2012 por Morelos.

El caso de Luis Felipe Bravo Mena es similar. Aunque en este caso nunca logró su objetivo de gobernar el Estado de México -dos veces fue derrotado por el PRI, en 1993 y 2011-, Bravo Mena tiene una presea en su historial que es bastante interesante: bajo su presidencia del PAN se logró por primera vez llegar a Los Pinos en 2000.

 

La Política On Line

DEJA UNA RESPUESTA