Monreal envía una señal al Frente Ciudadano y se ofrece como un puente con el PRI

Aseguró que ya se debe haber apostar por gobiernos "monocromáticos". Y no cerró la puerta que le abrió Eruviel.

0
190
Ricardo Monreal, jefe delegacional de la Cuauhtémoc. Rodrigo González Olivares LPO

Todos los actores políticos de la Ciudad debatían en las últimas semanas sobre una misma problemática: cuando volver a dialogar en tono de campaña, cuándo volver a mover las fichas electorales sin quedar heridos en la trampa de la sensibilidad que dejó el sismo.

Muchos repetían una misma conclusión: el primero en romper el hielo debía ser la autoridad máxima de la Ciudad, Miguel Ángel Mancera. Nadie debía moverse hasta que el Jefe de Gobierno diera una señal. Y eso ocurrió esta semana.

Mancera otorgó una entrevista al Universal, en donde confirmó que se mantiene firme para buscar la Presidencia en 2018. Aunque finalmente no se inscribió como independiente y prefirió quedarse unos meses más al frente de la Ciudad, avisó que sí irá por la postulación del Frente Ciudadano. Todo un mensaje para Ricardo Anaya.

Esas declaraciones generaron un efecto cascada. Ahora fue Ricardo Monreal quien emuló a Mancera, y avisó a través de sus redes sociales que sigue con ganas de pelear la Jefatura de Gobierno. “Mantener abierta y firme nuestra aspiración es lo normal. Lo reitero, mantengo firme mi aspiración de gobernar la Ciudad, aunque estoy consciente que 2018 será difícil”, afirmó.

En su mensaje, el delegado de la Cuauhtémoc envío una nueva señal de acercamiento con el Frente Ciudadano, al mostrar un discurso más cercano a la construcción de un gobierno de coalición y reconciliación, que al típico discurso de anti sistema de Morena.

“El gobernador de surja tendrá que ser el mandatario de la reconstrucción pero también de la reconciliación. Se requiere de una dinámica de diálogo. Ya no pueden sostenerse gobiernos monocromáticos o monopartidistas. Es tan profundo el daño que se requiere la participación general”. Clarísimo.

Sus palabras fueron tomadas en Morena como un respuesta directa a la nueva propuesta pública que intentó Yeidckol Polevnsky, quien lo sugirió como posible Secretario de Gobernación en un eventual gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

It´s too late, baby“, respondió en privado un asesor de Monreal a LPO, cuando se le consultó si aceptarían esa oferta. “Es como el paraíso, un escenario hermoso pero inexistente”. Lapidario.

Un interrogante quedó abierto. ¿Por qué Monreal no se despegó públicamente de los elogios públicos de Eruviel Ávila, el nuevo titular del PRI-DF? “Lo cortés no quita lo opositor”, dijo el delegado.

Y agregó: “Quiero agradecer a las dirigencias de los distintos partidos su deferencia al considerarme como una opción para gobernar la Ciudad. El calendario electoral tienes sus tiempos y estoy reflexionando sobre los pasos que debemos seguir, incluyendo las propuestas que de manera respetuosa nos han hecho llegar y que responderé en el mismo tono”.

Según pudo saber este medio, Monreal cree que puede ser un factor de unión política de facto entre el PRI de la Ciudad y el Frente Opositor capitalino. ¿Cómo operaría eso? Lisa y llanamente con Los Pinos jugando por abajo del agua en favor del candidato frentista para detener a Morena.

 

La Política On Line

DEJA UNA RESPUESTA