400 millones de dólares y seis custodias en disputa

La actriz alega diferencias irreconciliables y pide en la demanda de divorcio la custodia de los seis hijos que tienen. El actor se declara "muy triste"

0
167
Los actores de Hollywood Brad Pitt y Angelina Jolie llevaban 2 años de matrimonio y 11 de estar juntos. Foto: AFP

Hollywood está que arde. Este martes, el portal ‘TMZ’ anunciaba que Angelina Jolie había pedido el divorcio a Brad Pitt por “diferencias irreconciliables”. Una de las parejas más sólidas de la meca del cine se iba al garete tras once años de relación que se iniciaron durante el rodaje de ‘Sr y Sra Smith’. Además, la actriz ha pedido la custodia de los seis hijos que ambos tienen en común. Un presunto acuerdo prenupcial podría provocar la batalla por los pequeños y por un patrimonio que se calcula en unos 400 millones de dólares.

La rumorología en torno a la separación de los celebérrimos ‘Brangelina’ (tal y como los bautizaron los tabloides norteamericanos) gira en torno a la presunta infidelidad del protagonista de ‘Seven’. De confirmarse este hecho, podría ser muy perjudicial para Brad, ya que algunos medios afirman que la pareja firmó un contrato prenupcial en el que se estipulaban unos posibles ‘cuernos’ por parte del actor. Una de las cláusulas certifica que, en el caso de que el motivo del divorcio fuese una infidelidad, sería Jolie la que se quedaría con la guardia y custodia de los niños. Los pequeños también recibirían, en seis partes iguales, gran parte del dinero generado por la pareja a lo largo de sus escasos dos años de matrimonio, ya que, pese a llevar once años juntos, se casaron el 23 de agosto de 2014 en Francia.

La ironía de todo el asunto es que, según afirmaba la revista ‘Grazia’ hace un par de años, momento en el que el matrimonio sufrió una de sus grandes crisis, era ella la más reacia a firmar el acuerdo. “Cree que es una forma de asumir que el divorcio llegará tarde o temprano”, dijo uno de sus amigos más cercanos. “Fue Brad quien la convenció de que era una manera de conservar sus bienes y regular cómo sería la custodia en caso de que lo suyo terminara en ruptura”. Es mucho el dinero que se juegan los actores con la separación, ya que a esa fortuna total de 400 millones de dólares (240 de Pitt y 160 de ella), también habría que repartir las muchas propiedades adquiridas por ambos a lo largo de los años. Se desconoce si el acuerdo solo incluiría el dinero generado desde que ambos se casaron en 2014, cifra que la prensa norteamericana estima en 100 millones de dólares (60 de él y 40 de ella).

Los Periodistas

DEJA UNA RESPUESTA