Por qué viven más los atletas profesionales

0
136

Andrés Iniesta, Rudy Fernández o Rafa Nadal vivirán siete años más que si no se hubieran dedicado al fútbol, al baloncesto o al tenis. La alta competición o deporte de élite eleva la esperanza de vida de quienes alcanzan esta posición, según un estudio dirigido por Juliana Antero-Jacquemin, investigadora del Instituto Nacional francés del Deporte de la Evaluación y de los Resultados (INSEP).

El estudio, publicado en la revista Plos One, analizó a 2.814 atletas franceses que participaron en Juegos Olímpicos entre 1912 y 2012 en diferentes disciplinas. Según Antero-Jacquemin, del total de siete años en los que se incrementa la longevidad de estos atletas, “unos dos años se ganan gracias al menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, como infartos o derrames cerebrales. Otros dos años se ganan gracias a la disminución de probabilidades de padecer cáncer“. El informe indica que la mortalidad entre estos deportistas se redujo entre un 40%-50% principalmente por el menor riesgo cardiovascular (40%-60%) y cáncer (45%). Además, se redujeron las enfermedades del sistema digestivo en un 48%, los trastornos mentales un 77%, las patologías relacionadas con el sistema respiratorio un 85% y las endocrinas y metabólicas un 88%.

En opinión de Marcela González-Gross, catedrática en Nutrición Deportiva y Fisiología del Ejercicio por la Universidad Politécnica de Madrid y responsable del grupo de investigación ImFINE, “los beneficios del deporte de alto rendimiento favorecen el buen funcionamiento de todo el sistema cardiovascular, se regulan los niveles de colesterol y triglicéridos, aumenta el HDL colesterol (el llamado bueno) y se reduce el LDL colesterol (el malo), aumenta el tamaño del corazón, baja la frecuencia cardíaca en reposo y hay mayor tolerancia al estrés. También aumenta el consumo máximo de oxígeno, que es una medida que correlaciona con muchos parámetros de salud y la esperanza de vida”.

Además, “practicar deporte suele asociarse con una menor edad biológica frente a la cronológica, es decir, se aparenta ser más joven de lo que uno es”, subraya la experta, que añade que entre los factores identificados con relación al envejecimiento, “uno de ellos es el acortamiento de los telómeros (los extremos de los cromosomas), que en cada replicación celular van disminuyendo hasta que el material genético desaparece, produciéndose la muerte celular por apoptosis. Hay una enzima, la telomerasa, que evita el acortamiento e incluso produce alargamiento de los telómeros. El ejercicio físico es uno de los factores que se han identificado como activador de la telomerasa, y, por tanto, como elemento que retarda el envejecimiento y retrasa la muerte celular”.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA