Es la hora de Kershaw: ¿Qué significa su regreso para Dodgers?

0
166

MIAMI – El liderazgo de Dodgers de Los Ángeles en el Oeste de la Liga Nacional continúa aumentando, pero el club tiene otra razón para erguirse debido a la vuelta de Clayton Kershaw a la lomita este viernes en la noche ante los Marlins de Miami.

La vida sin Kershaw se suponía que sería un martirio para los Dodgers, un club muy inconsistente a la ofensiva, con un bullpen con un solo rol establecido y un cuerpo de abridores inestable en los días en que su as no tomaba la bola. Los Dodgers estaban quedando fuera de la contienda a finales de junio con Kershaw. No era previsible que lucieran tan bien sin él.

Cuando Kershaw se encaminaba a lo que parecía ser un comienzo histórico de temporada, la identidad de los Dodgers se sustentaba sobre todo en su tres veces ganador del premio Cy Young, con un poco de Corey Seager, una pizca de Kenley Jansen y la cuestión de si Chase Utley se sostendría físicamente con una gran carga de trabajo. Seager y Trayce Thompson fueron el motor de la ofensiva.

Entonces cayeron en el peor de los escenarios. La espalda de Kershaw no aguantó más después de su apertura el 26 de junio y los Dodgers de alguna manera se suponían que tendrían que mantener la velocidad de la nave sin su motor.

No entraba en los planes que tuvieran la fortuna de hacerlo mejor. Y lo hicieron
El bullpen encontró el éxito sostenido. La ofensiva recibió una fuerte sacudida en primer lugar de Justin Turner, y a continuación, de Howie Kendrick. Yasmani Grandal, Adrián González y Joc Pederson le siguieron poco después. Sin el mejor rango, la defensa logró capturar todo lo que estuviera a su alcance. El club nunca se dio por perdido.

La fórmula prácticamente ha continuado desde entonces, con algunos contratiempos aquí y allá – pero sobre todo, los Dodgers han logrado seguir ganando. Son 14 juegos por encima de .500 (38-24) sin Kershaw. Fueron cinco juegos por encima (41-36) con él en el equipo.

Así como Kershaw es el designado para lanzar contra Jose Fernandez el viernes, él se reincorpora a un equipo mucho más completo, y uno que le permitirá trabajar más cómodamente en su camino de regreso. Cuando Kershaw estuvo con balance de 11-2 después de 16 aperturas y tuvo 145 ponches con nueve bases por bolas, ¿quién habría pensado que nadie más que él sería quien iluminaría el camino a través del túnel?

 

DEJA UNA RESPUESTA