Anaya se deslinda de guerra de Calderón y usa a García Luna para hablar de “colusión” del Gobierno con el narco

En un nuevo video, el panista calificó de "fracaso" la militarización "iniciada en el sexenio de Calderón, y continuada por Peña Neto y AMLO".

El panista Ricardo Anaya juzgó de “fracaso” la estrategia de militarización para resolver el problema de inseguridad que se vive en el país seguida por los gobiernos de Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y urgió un cambio de política para el combate de los grupos del crimen organizado.

“Está muy claro el fracaso de la militarización iniciada en el sexenio de Felipe Calderón, continuada con Peña Nieto e increíblemente profundizada con López Obrador”, agregó además que “también está claro que los abrazos, la claudicación, las ocurrencias y la frasecitas del presidente no llevan a ninguna parte”.

En un nuevo mensaje en video para promover su libro El presente, pasado y futuro de México, el panista expresó que considera que “a estas alturas, está muy claro el fracaso de la militarización iniciada en el sexenio de Felipe Calderón, continuada por Peña Nieto e increíblemente profundizada con López Obrador”.Al hacer un repaso sobre los orígenes del narcotráfico en México, desde la década de los años 40 a la fecha, Anaya destaca que también está claro que “los abrazos, las claudicaciones, las ocurrencias y las frasecitas del presidente pues no llevan a ninguna parte”.

Al recordar también que el narcotráfico y la violencia son un mal que se propició por falta de estrategias y voluntades decididas, sostiene que no pretende engañar a nadie diciendo que la violencia del país se resolverá de inmediato y enfatiza que “el problema es complicado y toma tiempo”.

Propuso fortalecer a las policías, las instituciones de procuración de justicia y de readaptación social; combatir de forma efectiva la penetración de las estructuras de gobierno y de seguridad y mejorar las capacidades de inteligencia y de investigación, “para que, en lugar de seguir sólo descabezando organizaciones, con la detención del líder del cártel, lo cual muchas veces incluso provoca más violencia, desmantelemos toda la organización”.

 

Fuente: LPO