Zaldívar intervino en la disputa del Tribunal Electoral para romper la mayoría de Scherer

Fuentes perdió la votación privada 4 a 3. De la Mata cambió su posición de último momento, a instancias de una llamada desde la Suprema Corte. La acalorada discusión entre los magistrados por las filtraciones.

Llegó el momento de la pelea final. Y la tensión era absoluta, después de la filtración del ante-proyecto de Felipe Fuentes, que proponía tirar la encuesta de Morena y sostener a Alfonso Ramírez Cuéllar al frente del partido oficialista hasta que pasen las elecciones de 2021. Pero un voto cambió su sentido a último momento, y ahora la renovación sigue en pie.

Lo primero que ocurrió fue un debate muy acalorado sobre las filtraciones. Varios magistrados se quejaron de forma explícita por la costumbre -que se viene repitiendo cada vez más seguido- de hacer público los borradores de resoluciones, una maniobra muy común para ejercer presión antes de las votaciones. Desde luego, ninguno de los siete se hizo cargo.

Pero lo más importante llegaba con la votación privada que suelen hacer los magistrados antes de iniciar las sesiones públicas. Allí, el bloque de cuatro magistrados que suelen operar en conjunto perdió un voto inesperado. Felipe de la Mata anunciaba que no acompañaría el proyecto de Fuentes para tirar la encuesta.

Hasta la noche anterior, todos los sondeos le daban a Fuentes una mayoría de 4 contra 3. Pero con el cambio de voto de De la Mata esa aritmética se invertía. De ese modo, el Presidente del Tribunal Electoral quedaba en minoría y debía modificar su proyecto.

Pero, ¿por qué cambió su voto De la Mata? Una de las respuestas posibles viene directo desde la Suprema Corte de Justicia. Ocurre que Arturo Zaldívar viene manejando una teoría que le preocupa: la intención de gran parte de la 4T de disolver el Tribunal Electoral, una institución clave del poder judicial.

Julio Scherer, consejero Jurídico de Presidencia.

 

Según pudo saber LPO, Zaldívar se habría comunicado con su amigo De la Mata para explicarle que tenía total libertad de acción, y que los emisarios que cabildeaban “en nombre de AMLO” no llevaban en rigor la posición del titular de Palacio Nacional. Para muchos, con esa referencia no hacía más que apuntar contra Julio Scherer, su aliado en otros asuntos.

La preocupación del Zaldívar era que el proyecto de Fuentes -es decir, tirar la encuesta de Morena de último momento- funcionara como la excusa perfecta para desacreditar al Tribunal Electoral, que en los papeles se hubiese mostrado muy contradictorio al cancelar un proceso que ellos mismos venían avalando con sus sentencias.

Con esta resolución, en el plano político, celebran Mario Delgado, Porfirio Muñoz Ledo y Yeidckol Polevnsky, quienes podrán dirimir en las próximas dos semanas quién se queda con la dirigencia del partido de gobierno. Una parte de “Los Puros” lamenta la decisión.

 

 

Fuente: LPO