Presidentes municipales sufren acoso a través de instituciones que sirven como garrote político: Rivera Vivanco

La presidente municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, dejó con la palabra en la boca a los legisladores de la comisión Inspectora, donde comparecería para defenderse de las cinco denuncias ciudadanas en su contra por presunto desvío de recursos para la compra de insumos en el combate al COVID-19, juguetes para celebrar el Día del Niño y obras que hará en el Centro Histórico.
En la sesión de la citada comisión del Congreso del Estado de Puebla, señaló que acudió a la sesión para dejar en claro que algunos presidentes municipales sufren acoso a través de instituciones que sirven como garrote político.
Añadió que las denuncias en su contra son mediáticas y no legales, dejando en claro que los diputados locales se extralimitaron en sus funciones al citarla a comparecer en la comisión Inspectora, donde solo entregó un informe sobre el gasto público y se retiró del lugar sin responder las preguntas de los diputados locales.
El diputado del PRI, Javier Casique Zarate, señaló que la munícipe no debió sorprenderse de la comparecencia, pues desde el inicio conoció la dinámica del ejercicio, donde respondería sin linchamiento político, las dudas sobre el gasto público en insumos para enfrentar el COVID-19, compra de juguetes y las obras que se pretenden efectuar en el Centro Histórico.
“Es muy importante y quería hacerlo delante de las autoridades del gobierno municipal y debemos dejar constancia, que primero la presidente municipal conoció el orden del día en esta comisión, fue testigo que se avaló un orden del día, se me hace un despropósito que no se lleve la comparecencia como tal, porque creo que es, parte de la exigencia y respeto entre el gobierno y legislatura”.