“A la primera manifestación de 100,000 y que pierda apoyo en las encuestas, me voy”: AMLO

Dijo que no esperaría a la revocación de mandato. Condenó la violencia en marcha feminista y reiteró que grupos de intereses están infiltrados.

Ante las más recientes manifestaciones que han ocurrido en la Ciudad de México, entre ellas la movilización de FRENAA y las marchas feministas, el presidente López Obrador expuso algunas de sus posturas al respecto, minimizando su impacto. En ese sentido, aseguró que solo viendo manifestaciones de cien mil personas y un rechazo en las encuestas a su figura es que dejaría su cargo.

“Los gobiernos autoritarios se derrumban con grandes movilizaciones. En mi caso, a la primera manifestación de cien mil y que yo veo que en las encuestas ya no tengo apoyo, me voy a Palenque, Chiapas. Ni siquiera espero la revocación del mandato. Ahí nos vemos. Porque tengo principios, tengo ideales”, señaló el presidente durante su conferencia matutina de este martes.

AMLO enseguida centró su atención a la protesta feminista de ayer, en la que mujeres marcharon para exigir la legalización del aborto en todo el país, resultando en algunas confrontaciones con la Policía capitalina, además de pintas y destrozos.

El presidente reiteró que su gobierno no está en contra del movimiento feminista pero sí de la violencia: “No aceptamos la violencia de ningún tipo y tampoco la manipulación”. Aunado a eso, respaldó el actuar de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, frente a esta manifestación. “Muy bien porque no cayó en la provocación”, afirmó, y respaldó su denuncia de infiltración y grupos de intereses financiando las protestas para perjudicar a la 4T.

López Obrador insiste en que aquellas personas que recurren a la violencia para manifestarse es porque “no tienen la razón” y aseguró que cuando realmente se quiere llegar a la transformación, la vía pacífica es el mejor camino. En ese sentido hizo un llamado a las feministas para que “reflexionen” sobre su movimiento. “Es más difícil la lucha pacífica”, lanzó.

Por su parte, aseguró que su gobierno está trabajando para erradicar el feminicidio en el país. “Estamos buscando lograr la paz y la tranquilidad. Y lo estamos haciendo no solo con más vigilancia o con las corporaciones policiales o militares. Estamos reforzando los valores que afortunadamente existen en nuestro país”, dijo.

En cuanto a los señalamientos de que la toma de la sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en la Ciudad pudiera estar financiada por GINGroup y también se relacionó a Beatriz Gasca, directora de Recursos Humanos de la empresa de Beyruti. Aunque en este último caso, se señaló que solo se le ha visto donar víveres al movimiento. Aun así, López Obrador aseguró que sí tienen pruebas de estas relaciones pero que no las van a evidenciar: “Ellos quieren que hagamos eso para luego victimizarse y no vamos a caer en las provocaciones”, insistió.