#Chelo y su falta de palabra en los acuerdos legislativos

Como sabrán la semana pasada se dio la maratónica discusión sobre el caso de Tehuacán, donde se disolvió el cabildo para instalar un Consejo Municipal, que estaría en funciones en caso de un fallo favorable de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Sin embargo, cabe la pena platicar algunos hechos que se vivieron primero en la comisión de Gobernación y luego en la sesión ordinaria del Poder Legislativo.
¿A qué me refiero?
Previo a la votación de pleno, los votos estaban planchados para que no hubiera problemas para disolver el cabildo de Tehuacán a cargo del edil suplente, Andrés Artemio Caballero López.
En los votos, se pactó el apoyo del diputado local sin partido y ex militante del PAN, además de operador político del morenovallismo, Marcelo García Almaguer.
Incluso, el legislador no me dejará mentir, pues con base en la versión estenográfica de aquella comisión de Gobernación, sí cumplió con su palabra y votó a favor del proyecto que horas después se sometió a consideración del Pleno del Congreso.
Pero algo pasó en las horas venideras previo a la sesión ordinaria, que Chelo se retractó de su palabra y demostró que es un político en quien no se puede confiar.
Seguramente vio muy reñida la votación para disolver el caso de Tehuacán que se vendió como el gran salvador de la sesión, donde seguramente quiso negociar algo a cambio de su apoyo.
La curiosidad mata y solo Marcelo García Almaguer y su conciencia, si es que tiene, sabe lo que pidió en aquella sesión maratónica del Congreso, donde se logró sin su apoyo, los votos para instalar el Concejo Municipal, que insisto, estaría en funciones hasta conocer el fallo de la SCJN.
El famosísimo Chelo seguirá viviendo en la marginación política de los que hoy gobiernan Puebla, donde debe entender que sus años de gloria y poder, desaparecieron el día que murió el ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas.
Hoy una vez más, Marcelo García Almaguer, demostró que no es un hombre de palabra y eso para Morena, es algo que se puede perdonar, pero jamás olvidar.
Hasta aquí mi reporte.
Recuerden escribir a chucholemus58@gmail.com
LA FRASE
“Con buenas palabras se puede negociar, pero para engrandecerse se requieren buenas obras”.
Lao-tsé