“La verdad histórica de Ayotzinapa no fue gratuita, Tomás Zerón se robó mil millones de la PRG”

En el acto por los 6 años de Ayotzinapa, Gertz Manero dijo que hubo un "encubrimiento masivo" en el sexenio pasado. AMLO aseguró que no habrá impunidad.

En el acto realizado ayer por la mañana afuera de Palacio Nacional por los 6 años de la Noche de Iguala, que contó con la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, se realizó una dura impugnación de la “verdad histórica”, la hipótesis concebida en el sexenio pasado para explicar la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, a la que se calificó de “mentira histórica”.

“En el Gobierno anterior, en todas sus instancias, mintieron, torturaron y trataron de ocultar una trama que ahora se ha logrado exhibir. Los jóvenes desaparecidos fueron víctimas que quedaron en medio de intereses de grupos criminales”, afirmó el fiscal general Alejandro Gertz Manero.

El funcionario, quien además reveló que el ex titular de la Agencia de Investigación Criminal, el profugado Tomás Zerón, robó más de mil millones de pesos de la entonces PGR, dijo que el gobierno de Peña Nieto fue un “operador de encubrimiento masivo” en el caso de la desaparición y muerte de los jóvenes.

“Las autoridades federales supieron en tiempo real lo que ocurría en Iguala. Las cámaras, dicen, dejaron de funcionar y radios se apagaron. Investigaremos hasta las últimas consecuencias. Autoridades locales escondieron videos. Es necesario que rindan cuentas al respecto. Se los exigimos y haremos que lo cumpla”, añadió.

En ese sentido, Omar Gómez, actual fiscal del caso Ayotzinapa, defendió la investigación del gobierno de López Obrador diciendo que no se trata de una “caza de brujas” de las autoridades anteriores, sino que buscan llegar a la verdad y entender por qué se cometieron tantas irregularidades y abusos en el proceso, precisando que han detectado numerosos casos de tortura y manipulación de pruebas.

Informó, además, que se habían que se dictaron 70 órdenes de aprehensión, incluyendo contra policías municipales y ex funcionarios, y pidió que Zerón, quien según informó el gobierno recientemente se encuentra oculto en Israel, sea detenido y extraditado para poder enfrentar a la Justicia.

Por su parte,  Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, dijo que la verdad histórica había “colapsado”, y aseguró que está probado que los 43 estudiantes nunca estuvieron juntos, lo que echa a tierra la tesis de que fueron todos incinerados en el basural de Cocula por elementos del cartel Guerreros Unidos, algo que dijo fue un “invento” para callar a los padres de los normalistas.

En ese sentido, dijo que la investigación ha partido de la premisa de que la única verdad “es que no hay verdad”, porque la llamada “verdad histórica” era en realidad una “mentira histórica”, y sostuvo que “encontrar esa verdad es la encomienda que tenemos que cumplir”.

Minutos después, el presidente López Obrador reiteró la promesa antes los padres de los estudiantes que se encontraban sentados frente al escenario, y dijo que su compromiso era no descansar hasta encontrar a los culpables.

“No voy a fallarle al pueblo, cero impunidad. El que haya participado y se demuestre, va a ser juzgado. El viejo régimen sigue enquistado, pero no van a poder detener que se haga justicia.

Y añadió: “Somos perseverantes, lo vamos a lograr. No debemos perder la esperanza”.

 

Fuente: LPO