Seguridad de Claudia Sheinbaum está garantizada: Omar García Harfuch

“Nunca verán a Sheinbaum subirse en una camioneta Suburban blindada, ni mucho menos con un operativo ostentoso porque esa no es su personalidad”, dice el secretario de Seguridad Ciudadana.

La seguridad de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, está garantizada, asegura el secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch, luego de que se dieran a conocer amenazas en contra de la mandataria y tras el atentado del que él mismo fue víctima el pasado 28 de junio a manos del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Tras los hechos violentos se reforzó la seguridad de varios funcionarios públicos de primer nivel; sin embargo, a Sheinbaum Pardo sólo se le hicieron algunas recomendaciones.

“A la Jefa de Gobierno nunca la verán subirse en una camioneta Suburban blindada, ni mucho menos con un operativo ostentoso porque esa no es su personalidad”, comenta el Jefe de la Policía Capitalina en su oficina de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, en entrevista con EL UNIVERSAL.

En torno al atentado, García Harfuch recuerda que “fueron dos minutos de fuego intenso” y, hasta el momento, no se explica cómo fue que salvó la vida. Pero destaca que la rápida reacción de la policía preventiva ayudó, “pues si se hubieran tardado 10, 20 o 30 segundos más, seguramente me hubiera tocado una bala mortal”.

Ya sin la férula en la pierna derecha ni el cabestrillo en el brazo, el mando policíaco menciona que uno de sus principales logros al frente de la dependencia ha sido que la corporación tenga la capacidad de investigar, lo que le ha permitido realizar cientos de operativos en colonias con altos niveles delictivos y detener a los principales líderes de bandas: “lo que, automáticamente, se tradujo en una disminución del homicidio doloso en la capital del país”.

Al grupo especializado que creó para investigar a la criminalidad, recientemente se incorporaron 91 agentes y esperan 200 más para finales del año. Con ello espera dar más golpes precisos e impactar positivamente en la percepción de los capitalinos sobre la inseguridad.

El funcionario dice que no está satisfecho con los resultados, pero destaca la disminución de 12 delitos de alto impacto. Entre ellos, el robo en el Metro, que bajó 70%; el robo en microbús, que descendió al 40%, y el robo de vehículo con y sin violencia, que se reedujo en más de 20%.

“Lo que comencé diciendo, que no estamos satisfechos, es porque la percepción de seguridad en la ciudad todavía no ha cambiado y esa percepción no la vamos a cambiar con cifras, sino con meses consecutivos y años hasta que la gente se sienta segura”, reconoce García Harfuch.

Sentado frente a su escritorio, toca el tema de los grandes grupos delictivos con presencia en la CDMX y asegura que no hay uno que tenga el control total. Son —dice— pequeñas células que pelean o interactúan entre sí para delinquir.

Incluso el propio CJNG no tiene una gran estructura delictiva, sino que utiliza a estas pequeñas células para operar, asegura.

 

Fuente: EL UNIVERSAL