Descubren una red de espionaje en el gobierno de Mancera: AMLO, Ebrard y Sheinbaum, los objetivos

Una investigación de Mexicanos contra la Corrupción sostiene que Héctor Serrano, mano derecha de Mancera, montó una base para espiar de manera ilegal a los rivales políticos del ex jefe de Gobierno. Una gran operación financiada con dinero público intervino teléfonos de políticos como Andrés Manuel López Obrador y Claudia Sheinbaum, entre otros

“En el gobierno de Miguel Ángel Mancera un edificio del centro de Ciudad de México funcionó como un centro de espionaje que monitoreaba a ciudadanos, funcionarios y políticos, entre ellos al hoy presidente, Andrés Manuel López Obrador, y a la actual jefa de Gobierno de CDMX, Claudia Sheinbaum”.

Así comienza la más reciente denuncia de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, donde se reveló que durante el gobierno del actual coordinador del PRD en el Senado se construyó “un centro de espionaje” en una propiedad de la calle Manuel Márquez Sterling número 15, en el centro de la Ciudad de México.

“Varios funcionarios del gobierno recuerdan que altos cargos sabían detalles de su vida privada. En reuniones con políticos, líderes sociales, candidatos o legisladores Héctor Serrano, entonces secretario de Gobierno, alardeaba de poseer información de todos ellos”, se lee en el reportaje “Club Mancera: el Gobierno oculto de la CDMX”.

Según el texto periodístico de Íñigo Arredondo y Valeria Durán, en el centro se escucharon miles de minutos de conversaciones telefónicas, se espiaron redes sociales, se elaboraron estudios de seguimiento y supuestos planes de seguridad. Contaban para ello con 42 computadoras, drones y al menos 12 motos y 10 autos.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, sucesora de Mancera y blanco del espionaje ilegal montado por su gobierno.

“Después de las elecciones de julio de 2018, los empleados desmantelaron el centro espía: se llevaron todo el equipo y extrajeron información en USB. Solo el día de la toma de posesión de Claudia Sheinbaum se borraron 365 mil archivos”, detalla la investigación.

De acuerdo con la investigación a cargo de los periodistas, Iñigo Arredondo y Valeria Durán, se coordinaron espionajes telefónicos contra al menos 119 políticos -además del Presidente de la República y la Jefa de Gobierno- el canciller Marcelo Ebrard, la secretaria Olga Sánchez Cordero, entre otros.

Fuente: LPO