“Si los demócratas hicieron un impeachment en año electoral, Trump puede nominar a una jueza para la Corte”: Verástegui

Eduardo Verástegui, recién nombrado asesor del presidente Trump, habló en exclusiva sobre Joe Biden, Frenaa, y el aborto en EU y México.

Se acaba de enterar de su nombramiento como miembro oficial del Consejo el pasado 15 de septiembre. “¡Qué simbólico!”, dice el actor y productor de cine mexicano, aunque revela que ya lo habían invitado de manera informal desde el pasado 9 de julio para asesorar al presidente Donald Trump y ser parte de la iniciativa “Prosperidad Hispana”, una medida del Gobierno de Estados Unidos para buscar mejores condiciones laborales, económicas y educativas para la comunidad hispana.

“Nos metimos hasta la cocina, como decimos en mi casa. Bueno, pues vamos a cocinar algo rico para nuestra comunidad hispana, desde adentro” del poder en EU, agrega Eduardo Verástegui. Y define sus funciones como “ir buscando propuestas eficientes y que se puedan ejecutar de inmediato, y que veamos los resultados no el próximo año, sino que veamos los resultados de inmediato”.

En diálogo exclusivo para esta redacción, Verástegui Córdoba compartió su análisis sobre la elección presidencial de EU, en donde -según su opinión- el valor que privilegiará la comunidad hispana a la hora de votar será la “defensa de la vida”, porque “todo gira en torno al derecho humano más importante, el derecho a nacer”. Lo anterior a semanas de la elección y en medio de la presentación de su última película, Sound of Freedom, en cuya proyección estuvo la secretaria Olga Sánchez Cordero y el embajador Christopher Landau.

¿En qué consiste la Iniciativa de Prosperidad Hispana de la Casa Blanca, para la cual fuiste nombrado asesor del presidente Donald Trump?

Nunca me imaginé que después de 16 años de trabajo en favor de la comunidad hispana en EU por medio del arte, del cine, de la televisión, me fueran a llamar de la Casa Blanca para invitarme a participar como consejero en esta iniciativa, donde buscamos elevar los intereses de los hispanos en EU. Pero ya no solamente desde el frente artístico sino que ahora con una mayor oportunidad para un mayor impacto; donde vamos a poder mejorar no solamente préstamos, mejor acceso a una educación, mejores escuelas, mejores oportunidades económicas. Se nos va a dar la oportunidad de presentar propuestas nuevas, frescas, únicas, en la mesa de trabajo.

La próxima semana tengo reunión, la junta del consejo, con varios asesores para empezar -de manera inmediata- a poner propuestas nuevas, que estoy seguro van a elevar los intereses de la comunidad hispana en EU. Como tú sabes, el éxito de los hispanos en EU -de entrada, la mayoría somos mexicanos- no solamente es el éxito de EU, es el éxito de México y Latinoamérica.

¿Por qué?

Porque donde vive un hispano en EU, hay un origen, y no puedes tú cortar ese origen. Un mexicano que vive en EU no corta sus raíces en México. Entonces, están conectados por siempre. Por eso mi lema es: dejemos de ser solamente vecinos y seamos hermanos. Seamos una sola familia. Vamos a elevar los intereses de ambos. Como dicen los americanos, que sea un win-win. Ya dejemos de pelear, ya dejemos de abusar del uno o del otro, de hablar mal del uno o del otro. Vamos a minimizar todo lo malo que nos hemos hecho… Que también, sí nos hemos hecho cosas malas. Sí nos hemos perjudicado, ambos, tanto México para EU como EU para México. Lo que pasa es que a veces se escucha de un solo lugar. Pero no, los dos nos hemos bofeteado.

¿Ya conocías al presidente Trump?

Ya, por el tema de los dreamers. Tuve la oportunidad de estar abogando en Washington con un grupo de personas, visitando el Congreso, hablando con varios congresistas, hablando con gobernadores, hablando con mucha gente para poner presión. Sabiendo que obviamente no está en las manos del presidente resolver este problema, está en las manos del Congreso, pero él puede meter mucha presión.

Ahí fue donde lo conocí por primera vez. Le entregué una carta, donde le pedía que pusiera la presión necesaria en el Congreso como presidente, y darle el estatus permanente a nuestros hermanos hispanos, llamados dreamers.

Nunca me imaginé que después de varios eventos en que me invitaron a la Casa Blanca. Yo siempre mi tema era… Cada vez que llegaba, llegaba con una carta nueva. “Y ahí viene Eduardo con otra carta”, ¿no? Le di una carta al vicepresidente [Mike Pence], le di dos cartas al presidente. Y más adelante es cuando me empiezan a hablar de esta nueva iniciativa. “Oye, Eduardo, tú que has estado abogando, y tú que vienes aquí a la Casa Blanca y que traes tus banderas bien escogidas, creo que serías un vocero importante para esta nueva iniciativa”.

Atender a la comunidad hispana parece algo muy positivo en este momento, luego de que algunas personas aseguran que no existe química entre el presidente Trump y los latinos en EU.

Yo entiendo que genera conflicto de pronto que te inviten. Incluso unos podrían pensar que es contradictorio. Yo creo que es al revés: lo contradictorio sería no ir. No aceptar una invitación donde los intereses para toda la comunidad, no solamente para un sector de la comunidad, para toda la comunidad hispana, en su mayoría mexicanos.

Como mexicano, cómo no voy a querer [participar], si he soñado 16 años con tener la oportunidad de generar un impacto grande en mi comunidad. Y este es el momento, ¡cómo dejarlo pasar! “Es que, Eduardo, dijeron esto y lo otro”. Pues mejor aún. Imagínate poder restaurar, poder sanar, poder poco a poco cambiar el tono. No se pueden ganar todas las batallas. ¡Ojalá y tuviera una barita mágica! Y pudiera tocar cada problema: resulto, resuelto, resuelto. No hay tal cosa.

¿Va a existir un presupuesto asignado a la iniciativa “Prosperidad Hispana”?

Habrá un presupuesto obviamente. No conozco los detalles. Apenas en la próxima junta esas son las preguntas que vamos a hacer. Y ahí me voy a enterar de qué tamaño es esta oportunidad. Pero aquí lo más importante ya pasó: estamos adentro. Ya desde adentro se pueden lograr milagros, y milagros, y milagros.

Estoy seguro que va a ganar Trump las elecciones.  La mayoría de los hispanos en EU es un pueblo católico, cristiano. Entonces, si realmente el hispano vota con sus valores, vota por la defensa del no-nacido, hay un candidato nada más que es Donald Trump.

¿Qué opinión te merece el embajador de EU en México, Christopher Landau?

¡Un tipazo! Vamos, es de primera. Yo bromeo con él, le digo: “pareces más embajador de México que de EU”. Porque el trabajo que está haciendo, representando no solamente a EU en México, sino que nos representa muy bien como embajador en México por todo lo que sube a sus redes sociales. Está haciendo un trabajo increíble. Se lo aplaudo.

Con motivo de esta iniciativa, imagino que vas a hacer mancuerna con él…

En muchas cosas. Hemos estado hablando mucho. Es muy buen amigo. Es un hermano. Incluso estuvimos en la Basílica de Guadalupe juntos. Y frente a la Virgen de Guadalupe le dije: “embajador, dejemos de ser solamente vecinos y seamos hermanos, seamos una sola familia”.

¿Crees que el presidente Trump tiene oportunidad de reelegirse?

Yo estoy seguro que va a ganar por muchas razones. Mira, hay más de 60 millones de hispanos aquí en EU, en su mayoría mexicanos. El voto latino, el voto mexicano, es muy importante. Y cada va a ser más importante.

Entonces, a pesar de que somos de diferentes países -mucha gente dice: “es que son diferentes los mexicanos con los salvadoreños con los peruanos con los argentinos con los dominicanos, no tienen nada que ver”-, bueno en algunas cosas sí. Pero hay otras cosas que nos unen, como la lengua, como nuestros valores y nuestra fe.

La mayoría de los hispanos en EU, la gran mayoría, es un pueblo católico, es un pueblo cristiano. Eso es una realidad, no la puedes borrar, es lo que es. Entonces, si realmente el mexicano, el hispano, vota con sus valores, vota con el valor más importante, trascendental, que es la defensa del no-nacido, hay un candidato nada más que es Donald Trump, líder provida, no por lo que dice sino por sus hechos. Lo que ha hecho, desmantelar a Planned Parenthood, que gracias a lo que él hizo ya no recibe fondos federales. Desmantelar organizaciones proaborto en Latinoamérica, ya nada más con eso está salvando bebés hispanos, bebés mexicanos. El 20% de los bebés que son abortados en EU son de madres hispanas. ¿Cuántos bebés ya salvó indirectamente por sus políticas?

Entonces, si realmente la mayoría del pueblo hispano en EU es provida, pues solamente hay una opción. Porque la otra opción apoya el aborto a los nueve meses…

Joe Biden.

Y esto no es un tema de fe solamente, porque defender la vida (la vida humana, la del no-nacido), pues puedes defenderla también con argumentos jurídicos, con argumentos científicos, con argumentos humanistas, filosóficos, y también espirituales obviamente. Yo junto todos los argumentos y es lo que me motiva a defender la vida. Y por eso estoy apoyando al presidente Donald Trump, por su liderazgo a favor de la vida en EU y en el mundo entero.

Dos jueces provida nominó en este término de su mandato y hay una silla vacante ahorita. Y eso está generando obviamente controversia, porque están diciendo que es un año electoral, que no debería nominar a nadie, y que mejor lo haga el próximo presidente. Pero los mismos que dicen que es un año electoral y que no debería nominarse a nadie, son los mismos que le hicieron el impeachment, en un año electoral también. Ah, entonces sí puedes hacer un impeachment al presidente en año electoral, pero no puede el presidente nominar a una jueza (porque va a ser mujer, ya lo dijo). Y si se logra eso, imagínate en un término tres veces nominó. ¡Eso es algo impresionante!

¿Qué significa eso?

Significa que se podría revocar la ley del aborto en EU. La Suprema Corte de Justicia más importante del mundo revocando la ley del aborto, ¡imagínate el impacto a favor de la cultura de vida en EU y en el mundo entero!

Entonces, ¿qué pasa si eres cristiano, si eres católico, si estás a favor de la vida y votas por Biden? Pues tus manos estarán llenas de sangre, de gente inocente, de bebés inocentes. Es una realidad. “Es que hay otras cosas importantes también”. Claro, sí, hay muchas cosas importantes. No vas a encontrar a alguien que sea perfecto en todo. Eso es imposible, porque ni uno mismo, ¡cuántas veces uno cambia de manera de pensar de un día para otro! Estarías en conflicto contigo. Entonces, si quieres a alguien perfecto, pues tendría que venir dios a gobernar aquí en la tierra, y ya lo hizo hace dos mil años y ve cómo le fue.

¿Cómo ves la aprobación del aborto en algunos estados de México y la irrupción de un movimiento que lo promueve (la pañoleta verde)?

Obviamente hay muchas cosas que se tienen que mejorar. En el tema del aborto, solamente es legal en la Ciudad de México, porque ni siquiera en Oaxaca. En Oaxaca hicieron ahí un fraude, fue anticonstitucional. No pudieron modificar la Constitución en el Congreso Local y modificaron el Código Penal. Y eso está mal. Se obra en lo oscurito, hay corrupción, y le meten ahí sobornos a los diputados, a las diputadas. Y unos son muy honestos y otros no. Como todo en la vida, hay gente buena y gente mala en todos lados.

¿Qué pasa si eres cristiano, si eres católico, si estás a favor de la vida y votas por Joe Biden? Pues tus manos estarán llenas de sangre, de gente inocente, de bebés inocentes.

Lamentablemente en Oaxaca se cometió un fraude tremendo. ¡Tremendo! Pero la vida en México sigue siendo una victoria. México sigue siendo un país provida. Por más que se manifiesten algunos grupos y lo que tú quieras, México sigue siendo provida. Y la gran mayoría, según la última encuesta de El Financiero y muchas otras encuestas, más del 85% del pueblo mexicano es provida, es pro familia, es pro dios, es pro libertad religiosa. Sigue siendo un pueblo con muchos valores. ¿Que están siendo atacados? Pues sí. Para eso estamos ahí: para defender lo que es bueno, bello y verdadero.

Finalmente, ¿cuál es tu análisis sobre las manifestaciones y el plantón en  la Ciudad de México del Frente Nacional Anti-AMLO, que usan imágenes religiosas e incluso rezan como protesta?

Mira, mi hermano, yo apoyo cualquier manifestación. Mientras sea pacífica, todo mexicano -y en todo el mundo- tiene el derecho de manifestarse. Es algo normal, lo haga quien lo haga, mientras sea de manera pacífica, está bien. Y todo el mundo está en su derecho de rezar. Pues ni modo que no recen. Todo el mundo rezamos.

 

Yo todo el día rezo el rosario en vivo, por medio de mis redes sociales, desde el 22 de marzo cuando empezó la pandemia que no sabía de qué tamaño era el problemón que se nos venía. Pues yo dije: “como esto está fuera de mis manos, me voy a poner a rezar y voy a invitar a la gente a rezar en vivo”. Y vamos a rezar el rosario. Pensé que iba a ser por un día, o máximo por una semana, y ya cumplimos seis meses de rezar el rosario en vivo todos los días.

La oración es algo bueno. Y yo no rezo para que gane uno o para que gane el otro, no meto la política dentro de la oración. Pero lo que sí hago es que una vez quien ya ganó, recemos por él. Todos los días yo rezo por el presidente de México, porque quiero que le vaya bien a mí país. Y si el hace las cosas bien, pues nos va a ir bien a todos. Y mañana el presidente que gane, voy a rezar por ese presidente también. Ahora, si no te gusta el presidente, bueno manifiéstate de forma pacífica y vota de forma diferente la próxima vez. Eso está bien. Pero una vez quien haya ganado… Todos los días rezo por todos los gobernadores de México. Por el presidente de México, por los legisladores de México, para que hagan el bien.

 

Entrevista Exclusiva: La Política OnLine