Durazo envía a un enemigo de Ebrard como su “jefe de campaña” a Sonora

Se trata de Jesús Valencia, acusado por "traición" entre los seguidores del Canciller. Su alianza inesperada con Mancera.

En muchas reuniones políticas, Jesus Valencia se sigue presentando como un intermediario con el canciller Marcelo Ebrard. Aprovecha su histórica relación en el Gobierno de la Ciudad de México, para demostrar ante sus interlocutores cierta penetración en los sinuosos pasillos de la 4T.

Pero mientras Valencia se muestra como un puente con Ebrard, en el entorno más íntimo del Secretario de Relaciones Exteriores, la palabra que sobrevuela de forma permanente es “traición”. Ocurre que nadie olvida el rol que tuvo Valencia en los primeros años de Miguel Ángel Mancera al frente de la CDMX, cuando abrió la famosa causa de la Línea 12 contra su antecesor.

Los que conocen el caso, afirman que el entonces delegado de Iztapalapa fue clave en el armado de la carpeta contra Ebrard, junto a otro personaje ineludible: Joel Ortega. Valencia venía de ser estrecho colaborar de Ebrard, que incluso lo promovió a la candidatura por Iztapalapa, pese a la resistencia de figuras históricas del PRD.

Ahora Valencia fue nombrado por la Secretaría de Organización de Morena como “enlace en el estado de Sonora”, un eufemismo para que pueda empezar a trabajar en el armado territorial de la elección que se viene. Sería, en la luz o en las sombras, el jefe de la campaña de Alfonso Durazo.

La relación de Valencia con Durazo le agrega un condimento especial a la “traición” de la que hablan los ebrardistas. Todo el mundo sabe que Durazo fue el secretario particular de Luis Donaldo Colosio, mientras que Marcelo Ebrard era la promesa de Manuel Camacho, las dos figuras sobresalientes de la traumática sucesión de Carlos Salinas de Gortari.

Quienes lo frecuentan, afirman que Durazo mantiene intacta su aversión a todo lo que tenga que ver con el “camachismo”. Quedarse con un operador acusado de “traición” en las filas adversarias quizás pueda tomar como una victoria de esa vieja partida.

 

Fuente: LPO