Cultura de la propiedad en condominio

En la actualidad, las ciudades han crecido de manera exponencial, aunque esta tendencia prácticamente se mantiene desde mediados del siglo XX, con el crecimiento económico después de la segunda guerra mundial, es una alternativa para el mejor aprovechamiento de los espacios, y tiene su desarrollo de la siguiente manera:
Primera regulación cobre condominios: reforma de 1954 del artículo 951 del código civil para el Distrito Federal.

Primera ley de condominios reforma de 1954 reglamentaria del artículo 951 del código civil
Segunda ley de condominio de 1973.
Tercera ley de condominio de 1999.
Reforma del 11 de febrero de 2000.

Ley que regula el régimen de propiedad en condominio para el estado de Puebla (Agosto 10 2011 )
Uno de los problemas importantes de este tipo de tenencia de la tierra, es que muchas personas ni siquiera saben que habitan en una propiedad en condominio; normalmente se piensa que habitan en un fraccionamieto (sobre todo porque este concepto se relaciona con un estatus social), y en realidad viven en una propiedad en condomínio, de eso se desprende que si las personas no saben donde viven, mucho menos saben cuales son las reglas que se aplican en este tipo de tenencia de la tierra.
La propiedad en condominio es un tipo especial de tenencia de la tierra, en la que se manejan de manera coordinada la propiedad privada en las unidades privativas y la coopropiedad en las áreas de uso común.

¿Cómo define la ley de la materia a este uso específico de la tenencia de la tierra?; según la ley que regula el régimen de propiedad en condominio en el estado de Puebla en su artículo 1º señala:
La presente Ley es de interés y orden público. Tiene por objeto establecer las bases para regular la constitución, organización, funcionamiento, modificación, administración y extinción del régimen de propiedad en condominio en el Estado de Puebla, así como su convivencia social y solución de controversias entre condóminos y residentes, y entre éstos y su administrador o Comité de Administración. Asimismo regulará las relaciones entre los condóminos y/o, poseedores y entre éstos y su administración, estableciendo las bases para resolver las controversias que se susciten con motivo de tales relaciones, mediante la conciliación, sin perjuicio de la competencia que corresponda a otras autoridades judiciales o administrativas.

De este artículo se desprenden varias cosas, la primera es que el régimen de propiedad en condominio no es un concepto de derecho civil, aunque tenga relación directa con él, en realidad la propiedad en condominio es de la rama de derecho social, por las implicaciones que tiene con relación al párrafo septimo del artículo cuarto de la constitución federal que señala:
Toda familia tiene derecho a disfrutar de vivienda digna y decorosa. La Ley establecerá los instrumentos y apoyos necesarios a fin de alcanzar tal objetivo.

La propiedad en condominio no existe per se, sino que se constituye en escritura pública, y para hacerlo debe solicitarse la autorización de diversos documentos y las autorizaciones de otros más por parte del ayuntamiento respectivo, entre ellos se requiere un plano general, un plano con el proyecto del desarrollo, con zonas de unidad privativa y zonas de propiedad común, alineamiento y número oficial, permiso de uso de suelo general y de cada una de las unidades privativas, toma general del agua y sus derivadas, avalúo general y avalúos de cada una de las unidades privativas, tabla de indivisos, memorias descriptivas, reglamento de condóminos.

¿Cómo conocer si se vive en una propiedad en condomio? Y no en un fraccionamiento, la propia ley en sus artículos 64,65 y 66 menciona lo qué es la cultura condominal, de orientación y capacitación por parte de los ayuntamientos para promocionar la cultura condominal y ¿qué es la cultura condominal? Es generar las acciones y actitudes que permitan la sana convivencia, el cumplimiento del objetivo del régimen, así como los elementos que son el respeto, la tolerancia, la responsabilidad, cumplimiento, corresponsabilidad, participación, solidaridad y aceptación mutua; lo que en la vida diaria, en realidad es muy complejo.

En las siguientes semanas seguire profundizando este tema tan interesante.

Considere usted¡