PT llegó como tercera fuerza: Reginaldo Sandoval

El coordinador del Grupo Parlamentario del PT, Reginaldo Sandoval Flores, sostuvo que es moralmente inviable que el PRI presida la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, ya que la bancada del Partido del Trabajo llegó a la LXIV Legislatura como tercera fuerza parlamentaria y tiene la legitimidad para hacerlo.

En conferencia de prensa acompañado de integrantes de su bancada, el coordinador señaló que el PT arribó a la legislatura siendo la tercera fuerza, sin embargo, como parte de la coalición Juntos Haremos Historia, colaboró para que Morena pudiera presidir el primer año la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y la Mesa Directiva.

“No tenemos ninguna duda de que nosotros tenemos la legitimidad y la legalidad para presidir la Mesa. Llegamos como tercera fuerza y somos tercera fuerza. Como estamos ahorita es porque colaboramos con la coalición Juntos Haremos Historia; somos 46 (diputados). Ayudamos a Morena para que mantenga -igual como lo hicimos al inicio- la presidencia de la Jucopo”, aseveró el líder parlamentario.

Respecto de las declaraciones del titular del Ejecutivo sobre la elección de la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el legislador sostuvo que las y los diputados del PT coinciden y lo apoyan como guía de un movimiento, no obstante, “no somos ciegos” y hay discrepancias con él.

“Al Presidente no le informan que el PT llegó aquí siendo tercera fuerza, y que nosotros colaboramos para que Morena tuviera los dos cargos: la presidencia de la Cámara y la Jucopo. Eso no se lo dicen. Ahora es moralmente inviable que el PRI presida la Mesa Directiva”.

“Nosotros daremos la batalla. Está convocada la reunión de la Jucopo para las 3 de la tarde, y a las 5 la plenaria para instalar la sesión, y si no llegamos a un acuerdo, resolveremos en cinco días. Pero anunciarles con toda claridad que el PT está listo para dar la batalla en favor de México, porque el voto nos da la razón, la ley, y estamos preparados para dirigir la Mesa Directiva”, expuso.

Por su parte, el diputado Gerardo Fernández Noroña señaló que buscarán llegar a un acuerdo en la Jucopo para la elección de la Mesa; sin embargo, sería una irresponsabilidad permitir que el PRI asuma la presidencia, ya que éste llegó a la LXIV Legislatura como la quinta fuerza parlamentaria.

“El Partido del Trabajo tiene el legítimo derecho a buscar presidir la Mesa Directiva de la Cámara. Recordar -porque quizás no se ha informado el compañero Presidente- que el primero de julio de 2018 a esta legislatura Morena llegó con 192 legisladores, en segundo lugar Acción Nacional con 81, en tercer lugar el PT con 61 legisladores, en cuarto lugar el Partido Encuentro Social, y hasta el quinto lugar el PRI. Legítimamente el PRI no puede subir de 45 legisladores”, señaló.

Sostuvo que “no es ético votar por el PRI” pues son “una pandilla de criminales peligrosos, son la mafia del poder. Los hemos combatido por décadas. Sería un error gravísimo entregarle la Cámara de Diputados”.

Recordó que en caso de que el Presidente de la República se ausentara, quien preside la Cámara de Diputados tomaría el cargo.

“Les voy a decir una sola cosa, la seguridad del compañero Presidente siempre está en vilo. Se juega la vida todos los días, está a los ojos de todos, excepcional, valiente, determinado; dijo: no quiero nada que el pueblo me cuide; y si le pasara algo, el PRI -lo digo duro y claro- asesinó a su candidato a la Presidencia en 1994, Luis Donaldo Colosio. ¿Qué pasaría si nos meten en una crisis política de ese tamaño? Quien asume la Presidencia temporalmente es quien la presida en la Cámara de Diputados, el PRI”, aseveró Fernández Noroña.

Comentó que el interés del PT en presidir la Mesa no es por ambición ni tiene ningún pacto que lo avergüence, sino por defender a la Cuarta Transformación.

“Nuestro compañero Presidente es un ser humano y también se equivoca, y hoy se está equivocando, yo le pido que nos acompañe y nos apoye, que rectifique ese error: entregarle al PRI la Mesa Directiva es una irresponsabilidad, es un acto político que no debe consolidarse”, subrayó.

Añadió que respetan la opinión del Presidente, pero son «hombres y mujeres libres», y no votarán a favor de la propuesta del PRI, por lo que no se conseguiría la mayoría calificada para su aprobación.