Crisis en Cinépolis: ahora Alejandro Ramírez suspende su expansión en Brasil

Renuncia a la compra de Kinoplex, aunque mantiene 430 salas de cine en ese país, una parte muy pequeña del mercado controlado por Cinemark.

Distanciado con el gobierno de la 4T, el empresario Alejandro Ramírez apostó a inicios de año a expandir sus negocios en Brasil, como explicó LPO, no obstante, el terremoto económico que trajo consigo el coronavirus dejó sin posibilidades el plan sureño, pues ya dio marcha atrás a la compra de Kinoplex.

Fuentes cercanas a esta negociación explicaron que Ramírez ya notificó a la operadora de cines brasileña que no continuará con su adquisición, como se proyectaba este pasado enero y que suponía potenciar fuertemente la presencia de Cinépolis en este país.

El proyecto de Ramírez era una especie de plan “B” ante la falta de credibilidad que ha mostrado en privado al proyecto económico del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, distinguiéndose de la estrategia de otros empresarios que optaron por apoyar al gobierno después de largas enemistades.

Pero la pandemia y las restricciones para las industrias de entretenimiento se interpusieron en la estrategia del magnate, a pesar de que las negociaciones con la empresa brasileña parecían avanzar favorablemente desde finales del año pasado.

A pesar de que no fructiferó este negocio, el dueño de Cinépolis aún mantiene las poco más de 300 salas de cine en Brasil, que en realidad son un porcentaje muy pequeño que no le permite competir con fuerza contra Cinemark, la principal cadena de ese país.

 

Fuente: LPO