Bertha Luján se baja de la contienda y Mario Delgado rumbo a la dirigencia nacional de morena

Bertha Luján se bajó de la contienda por la dirigencia nacional de Morena, dejando abierta la puerta para la llegada de Mario Delgado a encabezar la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del partido lopezobradorista; Luján Uranga aseguró que la decisión se debe a que desea terminar en tiempo y forma en su cargo como presidenta del Consejo Nacional.

Tras un año de pleitos legales y más de dos sin su renovación interna, Morena está a un paso de consolidar la renovación de la dirigencia nacional del partido, pues la principal opositora a que se realice una encuesta abierta para el cambio de presidencia en el CEN, Bertha Luján, decidió no contender por dicho cargo.

Este domingo, durante el Consejo Nacional de Morena, la presidenta de dicho organismo dio a conocer que se mantendrá al frente hasta el término de sus funciones, como lo marca el estatuto, por lo que no contenderá por la dirigencia nacional del partido guinda, como lo había buscado por más de un año.

Fue la consejera nacional, Carol Arriaga, quien, a través de su cuenta de Twitter, dio a conocer la determinación de Luján Uranga, señalando y reconociendo que su decisión sería beneficiosa para el partido.

Con la salida de Bertha Luján de la pugna por la dirigencia, Mario Delgado tiene el camino labrado para llegar a asumir el control de Morena en la próxima semana, pues según las encuestas realizadas por Massive Caller, colocaban al diputado federal como el ganador del proceso de renovación, mientras que Bertha Luján se posicionaba en segundo lugar, 10 puntos abajo.

A lo largo de la semana pasada, Mario Delgado ha sostenido reuniones con distintos militantes de Morena para dar a conocer su plan en caso de llegar a la dirigencia nacional, donde destacan cambios a los estatutos para evitar que haya un conflicto, como el que pasó el partido tras la salida de Andrés Manuel López Obrador, la consolidación de la escuela de cuadros y medidas rigurosas para los políticos de otros partidos que buscan llegar a Morena, entre otros.

Asimismo, el diputado federal anunció que cualquier morenista que busque la reelección para el 2021 deberá ser sometido a un análisis de su trabajo, tanto por el partido como por la ciudadanía, pues señaló que, al tener transcurridos ya dos años de trabajo, hay elementos suficientes para evaluar su desempeño y aportaciones al movimiento de la Cuarta Transformación.

La última determinación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación fue negarle la ampliación de estadía en la dirigencia nacional a Alfonso Ramírez Cuellar y además determinó que el Instituto Nacional Electoral será el encargado de realizar las encuestas abiertas para la elección del próximo dirigente antes del 6 de septiembre.

 

Fuente: Cambio