Otorgó ex alcalde de Texmelucan 2 mdp a empresa fantasma involucrada con la Sedena

Rafael Núñez Ramírez, contrató a Grubernova S.A. de C.V. empresa señalada por el SAT por emitir facturas sin contar con los activos, personal e infraestructura

Rafael Nuñez Ramírez ex presidente municipal de San Martín Texmelucan. Foto: Agencia Enfoque

 Una de las empresas “fantasma” involucrada en las supuestas irregularidades detectadas en el Ejército Mexicano por el Sistema de Administración Tributaria (SAT), prestó sus servicios y cobró más de 2 millones de pesos al gobierno municipal de San Martín Texmelucan, en la administración del expresidente Rafael Núñez Ramírez, quien tuvo que dejar el cargo antes de concluir su periodo.

De acuerdo con el listado de las 250 empresas declaradas como inexistentes por el SAT y que habrían tenido relación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), se encuentra Grubernova S.A. de C.V., misma que fue contratada por el gobierno texmeluquense en 2018 para la realización de obras públicas.

Al consultar la dirección fiscal reportada por la firma en el padrón de proveedores del Ayuntamiento, misma que corresponde a la Avenida 7 sur No. 4110 de la ciudad de Puebla, se encontró que es un negocio de barbacoa, que opera desde mayo de 2017. Asimismo, vecinos refieren que en este mismo inmueble antes había una compañía de bienes raíces.

Los documentos que son oficiales y públicos, dan cuenta de que el municipio de San Martín contrató a Grubernova S.A. de C.V. para realizar al menos tres obras: la demolición y construcción de dos aulas en el jardín de niños Fernando Pacheco de la cabecera municipal, trabajo por el que cobró 518 mil 850.32 pesos, así como la construcción y equipamiento del comedor de la escuela primaria Venustiano Carranza de Junta Auxiliar de San Baltazar Temaxcalac, con un costo de 645 mil 801.12 pesos y la construcción del comedor en estructura regional “C” en la telesecundaria Diego Rivera en la comunidad de San Juan Tuxco, con un monto de 892 mil 953.32 pesos.

Según lo revelado esta semana con datos del SAT, la empresa emite facturas sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material para prestar los servicios o comercializar bienes, o si bien no se localizan, se presumirá la inexistencia de las operaciones.

No es el primer caso de operaciones del gobierno de Rafael Núñez con empresas fantasma. Otra de las empresas que ya fueron evidenciada en su momento fue Woonter Well S.A. de C.V., ubicada en la ciudad de Puebla, pero que carecía de registro. Aun así, vendía equipo escolar o vallas publicitarias e incluso leche. A esta empresa la anterior administración le asignó contrato por más de un millón de pesos para el equipamiento de los policías municipales.

 

Fuente: El Sol de Puebla