Mario Delgado absorbe la estructura de Bertha Luján y en su equipo dicen que le lleva 10 puntos a Yeidckol

El Monje Negro ya aceptó que el método será encuesta. Bertha sufre bajas en las entidades. Arrancan un sondeo privado.

Mario Delgado, líder de Morena en la Cámara de Diputados.

Son semanas de grandes definiciones en Morena. Mario Delgado vive por estos días una suerte de “Cargada 2.0”, con liderazgos regionales de todo el país expresando sus apoyos para su candidatura como dirigente del partido oficialista. A través de reuniones virtuales, incluso personajes “puros” vinculados a Bertha Luján se empiezan a sumar a su carrera.

Delgado se reunió ayer lunes con el Presidente en Palacio Nacional, y aunque no hay confirmación pública, la idea del coordinador de los diputados de Morena era conversar unos minutos sobre su postulación. Sondear cara a cara con su jefe político si había algún inconveniente con su plan. En la foto que publicaron en redes, ambos lucen sonrientes. Quizás en esa imagen haya una respuesta.

Hasta ahora, el mayor interrogante en torno a la candidatura de Delgado era la idea de que AMLO lo quería en Colima, sobre todo como un aliado para resolver los problemas del siempre dramático puerto de Manzanillo. El interés de la 4T en resolver la corrupción en puertos y aduanas es, además, un punto de diálogo constante con la Casa Blanca.

Un dato que circula en las entrañas de Morena y que no es menor: Gabriel García, el Monje Negro de Palacio, ya aceptó frente a varios de sus colaboradores que la voluntad del Presidente era que todo se definiera a través de una encuesta. Soltó así la mano de Bertha Luján, que por estos días sigue resistiendo que el INE sea quien resuelva la interna del partido tras la resolución del Tribunal Electoral.

Con la nueva postura de Gabriel García muchos liderazgos leyeron que había un “vía libre” para empezar a colaborar con Delgado. Eso explica por qué en entidades como Jalisco, Veracruz o Tabasco, hasta “ex puros” ya se suman a la campaña del jefe de los diputados.

Mientras todo esto ocurre, en el equipo de Delgado afirman que lidera todas las encuestas. La última, levantada en medio de la pandemia, lo ubicaba más de 10 puntos arriba de Yeidckol Polevnsky, cuya imagen quedó seriamente dañada con las acusaciones de Alfonso Ramírez Cuéllar.

Según pudo saber este medio, el próximo fin de semana se arrancará a levantar un nuevo estudio de opinión pública en todo el territorio: medirán a Mario Delgado contra Yeidckol Polevnsky, pero también contra Bertha Luján o Ramírez Cuéllar.

Nadie puede descartar que a último momento se sume otro rival. En los últimos días, un sector del partido intentó convencer a Alejandro Encinas, quien en redes sociales posteó un ambivalente mensaje: algunos lo leyeron como un rechazo a postularse, otros como un coqueteo. ¿Horacio Duarte podría ser otro perfil para superar las diferencias entre los sectores en disputa?

 

Fuente: La Politica Online