El PRD alista el cambio en sus estatutos para poder ir en alianza con el PRI en 2021

El dirigente nacional Ávila espera concretarlo la semana que viene. Es la única oportunidad de sostener el registro. Ausencia de tribus.

El dirigente nacional del PRD, Ángel Ávila, ya prepara el terreno para hacer la próxima semana un cambio en los estatutos del partido que le permita hacer una alianza con el PRI en las elecciones intermedias.

Suena a paradoja porque esa sociedad está prohibida en la letra normativa del Sol Azteca, pero a la vez es el único camino para que el que fuera el partido de corte progresista más grande de la región ahora pueda sostener su registro.

La apuesta es hacer sociedades en aquellas entidades donde todavía subsisten algunas estructuras perredistas y la jugada principal para Ávila es que se pueda retener el poder en Michoacán, el último estado que le queda al PRD.

Ávila entiende que si el instituto político pierde su registro no solo ya será una realidad la bancarrota -ya hay varios edificios en venta-, sino que el partido directamente se extinguirá.

Le juega a favor que, como ya no hay grandes recursos, los principales protagonistas se han eclipsado. Es el caso de la corriente Los Chuchos, Vanguardia Progresista de Héctor Serrano o ADN de Héctor Miguel Bautista.

El PRI apunta a que la alianza le permita llegar a la meta de Alejandro Moreno Cárdena de ubicar a la bancada federal en torno a los 80 diputados.

Este sería el acuerdo formal del tricolor para el año que viene. Desde lo fáctico, según explican en el CEN, el plan es hacer acuerdos con el PAN en aquellos distritos donde el albiazul no figura pero que, en coordinación con el PRI, puedan triunfar sobre Morena.

El PRD vendría de este modo a reemplazar a las alianzas habituales del tricolor que eran el Verde, Panal o PT, formaciones que en el plano federal jugarán con Morena.

 

Fuente: LPO