Lorenzo Rivera Sosa sigue de apestado en el PRI

Hace días varios priistas celebraron que por fin Lorenzo Rivera Sosa dejó la presidencia estatal del PRI, que en breve tendrá un nuevo dirigente y quien intentará entregar buenos resultados en las votaciones de 2021.
Sin embargo, esa felicidad duró poco en algunos priistas, toda vez que en los pasillos del Comité Directivo Estatal, se habla que peleará la presidencia de maniera oficial, a raíz de que su periodo anterior corresponde a un interinato.
Quienes lo conocen, saben que se trata de una locura, pues el priista quien fue alcalde en la zona de Chignahuapan, además de diputado local y federal por la misma zona, se ha caracterizado por no generar consensos entre los grupos políticos.
Lo ven como un apestado.
Lo ven como un protagonista.
Lo ven como un abusivo de poder.
Lo ven como el sinónimo de la derrota electoral en 2021.
Su pésima imagen dentro del PRI alertó algunos de los aspirantes a la dirigencia estatal, que en caso de concretarse su registro, lo bloquearán a toda costa para que no repita como presidente de esta fuerza política.
Se trata de un recurso que presuntamente se presentaría en el tribunal electoral, para justificar el por qué Lorenzo Rivera Sosa no puede repetir como dirigente estatal del PRI.
Quienes saben de su idea, lo califican de loco, pues en la historia del PRI, según me explican, no hay ningún dirigente interino que se convirtiera en presidente oficial de esta fuerza política.
Pero ustedes se preguntarán quién presentará este recurso de inconformidad, pues nada más y nada menos que Juan Manuel Vega Rayet, quien tampoco es ningún improvisado en este tema de las luchas jurídicas.
Y mientras se dan las pugnas internas en el PRI, quien se mueve como pez en el agua para tratar de llegar a esta posición, es el ex alcalde de Quecholac, Néstor Camarillo Medina, quien tiene un buen expediente para arribar a la posición.
Su mejor carta de presentación, sería que no representa a ningún grupo político y es un perfil joven para la presidencia del partido.
Incluso, dicen que para fortalecer esa fórmula de juventud, Néstor Camarillo llevaría como compañera de fórmula a Karina Romero Alcalá, quien fue regidora en el Ayuntamiento de Puebla y es hija de la ex alcaldesa Blanca Alcalá Ruiz.
Hasta aquí mi reporte.
Recuerden escribir a chucholemus58@gmail.com
LA FRASE
“Para los que no tenemos creencias, la democracia es nuestra religión”.
Paul Auster