CTU pide a la ASE continuar con proceso de auditoría contra BUAP

Los integrantes del Colectivo Transformación Universitaria dijeron que otras cuentas deben ser también abiertas como sorteos y gastos de la universidad

Integrantes del Colectivo Transformación Universitaria (CTU) solicitaron a la Auditoría Superior del Estado (ASE) que retome el proceso de revisión de las cuentas públicas de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) 2019, asegurando que las autoridades educativas se han valido de tácticas dilatorias.

“Debe abrirse sin ningún preámbulo, sin ningún problema y a la correspondiente, toda vez que la autonomía no está a discusión; los problemas que están a discusión son debido a los escándalos que ha generado la propia autoridad universitaria”, sostuvo Rufino Márquez Jaramillo, catedrático de la Facultad de Administración.

Entre otras cuentas que deben ser abiertas, explicó, se encuentras las referentes a los Sorteos BUAP, Farmacias Flemming, las gasolineras, la purificadora, así como los ingresos derivados del alquiler de espacios universitarios como el Complejo Cultural.

“Deben ser abiertas no sólo a la autoridad sino a la comunidad de la universidad y a la propia sociedad. Hasta ahora, lo que se ha hecho es lo dice el rector y toda esa información se queda al interior del Consejo Universitario”.

La comunidad universitaria, en su totalidad, comprende alrededor de cien mil personas, por lo que insistió en la necesidad de que se conozca la información completa sobre el manejo de los recursos, toda vez que estos —ya sean federales, estatales o propios—, provienen en última instancia de las contribuciones ciudadanas.

Aunque la Auditoría Superior del Estado (ASE) ya desistió en su intento de iniciar una auditoría preventiva el pasado 20 de enero, y en el entendido de que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ya confirmó que incluirá esta revisión dentro de su plan de trabajo en 2020, el CTU sostuvo que la ASE no puede dejar de ejercer las funciones que la ley establece.

“La ley establece que este órgano de gobierno puede iniciar la auditoría correspondiente y en ese sentido, le pedimos al señor rector Alfonso Esparza Ortiz, la Tesorería y a los funcionarios que abandonen esta actitud. La universidad tiene que ser una casa de cristal en donde las cuentas puedan ser presentadas”, dijeron.

 

Fuente: El Popular