Obra de “Zapata gay” se mantiene, acuerdan familia, INBAL y Secretaría de Cultura

La pieza "La Revolución" tendrá a su lado una cédula informativa con la posición de la familia del "Caudillo del Sur", donde quedará de manifiesto su desacuerdo con esta interpretación

La Secretaría de Cultura, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBAL) y descendientes de la familia del general Emiliano Zapata acordaron mantener la exposición Zapata después de Zapata tal como se encuentra.

Entre los acuerdos está mantener la pieza La Revolución y colocar a su lado una cédula informativa con la posición de la familia Zapata, donde quedará de manifiesto su desacuerdo con esta interpretación.

En la reunión, también se respaldo a la diversidad y se condenó la violencia contra miembros de la comunidad LGBTTI+ y el apoyo a sus derechos.

Participaron, por parte de la Secretaría de Cultura, su titular Alejandra Frausto; la subsecretaria de Diversidad Cultural, Natalia Toledo; la directora del INBAL, Lucina Jiménez; el director del Museo del Palacio de Bellas Artes, Miguel Fernández Félix; el director del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), Felipe Ávila, y el director general de Comunicación Social, Antonio Martínez.

Por parte de la familia del General Zapata participaron Isaías Manuel René Manrique Zapata, Julieta Ana María Manrique Zapata, Lina Marta Graciela Manrique Zapata, Ulises Manrique Zapata, Luis Armando Manrique Zapata, Hilarion Salazar Flores, Alicia Zapata Fernández, Daniel Galeano Zapata, Hilario Salazar, Sen Moctezuma y Edgar Castro Zapata.

Los acuerdos se alcanzaron luego de realizar un recorrido por la exposición Zapata después de Zapata, mismo que fue ofrecido por el curador Luis Vargas Santiago y que se llevó a cabo ayer; estipulan también el compromiso por difundir por todos los medios a su disposición, la dignidad y el homenaje al “Caudillo del Sur”, incluyendo una cartilla itinerante sobre su figura y legado, así como retirar de la difusión oficial de la Secretaría de Cultura y del INBAL la publicidad de la obra La Revolución.

La familia del general se deslindó de los diversos grupos campesinos, incluyendo a la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), que se manifiesten de forma violenta, como lo que ocurrió el pasado 10 de diciembre; de igual forma, fija su postura desde la petición de un trato digno para Zapata y rechazan la búsqueda de un lucro económico en torno a su figura.

 

Fuente: La Razón