Con pañuelo blanco, AMLO celebra fin de la corrupción, moches y bandidaje

El presidente aseguró que las prácticas ilegales dentro del gobierno son cosas del pasado y señaló no habrá trato especial a ningún proveedor

En el gobierno federal ya no hay “proveedores predilectos” ni hay “moches”, advirtió el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), al recordar que quien cometa un acto de corrupción irá a la cárcel.

López Obrador sacó un pañuelo blanco y agitándolo manifestó que “se acabó la corrupción y el bandidaje oficial ya no van a seguir robando, todos guardianes del presupuesto.

En la conferencia de prensa matutina, retomó la frase “no hay, no hay, no hay” del comediante Héctor Suárez, para subrayar que se terminaron los “moches”.

Señaló que no habrá ningún tipo de dádivas, entrega de recursos adicionales en el presupuesto para el próximo año, como lo solicitan organizaciones campesinas que protestan en la Cámara de Diputados.

El primer mandatario aseveró que esas prácticas ya pueden considerarse del pasado, aunque advirtió que si hay algunos que quieran preservarlas, exigiendo “moches” o extorsionando irán la cárcel y sin derecho a fianza.

“Ya se acabó la corrupción. Ya puedo decirlo, aunque no le guste a los adversarios”, manifestó.

Fuente: MVS noticias