Gracias a sus consumidores, Alemania se salvaría de la recesión

two Germany flags on top of the Reichstag

Alemania, la nación con la economía más poderosa de la Unión Europea, habría escapado de caer en recesión tras el tercer trimestre del 2019, después de que gracias al gasto de los consumidores y del gobierno, se pudo compensar una caída en el sector industrial.

Durante el tercer trimestre de este 2019, el PIB alemán creció apenas un 0.1 por ciento, ubicándose en terreno positivo, evitando así una recesión técnica, después de que en el trimestre anterior se registrara una contracción del 0.2 por ciento, según la Oficina Federal de Estadística.

La desaceleración de la economía más poderosa de la Europa unificada, ha sido atribuida a los conflictos en materia comercial entre China y Estados Unidos, además de a la incertidumbre derivada de la pretendida separación de la Gran Bretaña de la Unión Europea, mejor conocida como Brexit, lo que afecta a sectores clave, como el de la exportación y desde luego el de las manufacturas.