Tres cárceles poblanas, entre las peores de México

En las cárceles poblanas no se garantiza la integridad ni una estancia digna. Desde 2016 y hasta 2019 sus calificaciones van a la baja, la más reciente fue de 6.3 puntos de 10 posibles. Las notas de Tecamachalco, Zacatlán y Acatlán provocaron que estuvieran entre las 10 peor calificadas en todo el país, de acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en el cual se evalúa la situación de los centro de reinserción social.

La comisión indica que los centros penitenciarios de Puebla tienen una calificación promedio de 6.03. El Centro Estatal de Reinserción Social de Puebla obtuvo 6.69; el Centro de Reinserción Social de Tehuacán 5.91; el Centro de Reinserción Social de Tepexi 8.17; el Centro de Reinserción de Ciudad Serdán 7.13 y el Centro Penitenciario de San Pedro Cholula 6.03.

El Centro de Reinserción Social Distrital de Acatlán de Osorio fue calificado con 5.25; el Centro Penitenciario Regional Huauchinango con 5.85; el Centro Penitenciario Distrital de Tecamachalco, 4.73; el Centro Penitenciario Distrital de Tetela de Ocampo 5.51; el Centro Penitenciario Distrital de Teziutlán 6.06; el Centro Penitenciario Distrital Zacapoaxtla y Centro Penitenciario Distrital de Zacatlán 4.94.

La CNDH indica que las cárceles de Puebla están en semáforo rojo en temas como garantizar la integridad personal del interno y una estancia digna. En semáforo amarillo se encuentran rubro como las condiciones de gobernabilidad, la reinserción social del interno y atención a internos con requerimientos específicos.

Bajan calificaciones desde 2016

Año con año las calificaciones de las cárceles bajaron desde 2016 y la situación no cambió hasta 2019, se pasó de 6.74 hasta 6.03. Mientras que la tendencia a nivel nacional fue la contraria.

Desde 2014 las calificaciones empezaron a subir a nivel nacional, se pasó de 6.02 en 2014 a 6.75 en 2019, siendo ésta la más elevada desde 2011 conforme con datos publicados por la CDHEP.

A nivel nacional solo hay cuatro entidades que tienen cárceles con calificaciones que van desde el 8.01 a 8.22. También existen 25 que tienen puntuaciones que van desde los 6.03 a 7.71 y las cuatro restantes cuentan con 5.42 a 5.94 de 10 puntos posibles.

Considerando la calificación promedio de Puebla de 6.03, la entidad se posicionó en el lugar 29 de 32 en tener la peor evaluación.

Tres poblanas, entre las peor evaluadas a nivel nacional

La CNDH hizo un listado de las 10 cárceles con peores calificaciones y entre éstas destacan dos del territorio poblano: Tecamachalco en primer lugar; el Centro de Reinserción Social de Zacatlán en tercero y Acatlán en el décimo.

Centro de Reinserción Social de Tecamachalco obtuvo 4.73 de calificación, siendo ésta la más baja de todo el país.

De acuerdo con la evaluación hay una deficiente separación entre hombres y mujeres; problemas en los servicios de salud; insuficiencia de programas para la prevención y atención de incidentes violentos; falta de prevención de violaciones a derechos humanos y de atención en caso de detección, así como deficiencia en la atención a personas internas en condiciones de aislamiento.

La comisión también refiere una insuficiencia o inexistencia de instalaciones necesarias para el funcionamiento del centro; malas condiciones materiales e higiene de instalaciones para alojar a las personas privadas de la libertad; no hay condiciones materiales e higiene de la cocina o comedores; carecen o son deficientes las condiciones materiales e higiene de instalaciones para la comunicación con el exterior.

Otras fallas detectadas fueron la falta de normatividad que rige al centro; insuficiencia de personal de seguridad y custodia; deficiencias en el procedimiento para la imposición de las sanciones disciplinarias y cobros.

También se suma la deficiente separación entre procesados y sentenciados; insuficiencia o inexistencia de actividades laborales y de capacitación; insuficiencia o inexistencia de actividades educativas; insuficiencia o inexistencia de actividades deportivas; inadecuada vinculación de la persona privada de la libertad con la sociedad.

La CDHEP detectó una deficiencia en la atención a mujeres o personas menores de edad que vivan con ellas; deficiencia en la atención a personas adultas mayores; deficiencia en la atención a personas LGBTTTI; insuficiencia en los programas para la prevención de adicciones y desintoxicación voluntaria.

Caso Acatlán

Entre las complicaciones detectadas se encuentra la sobrepoblación, hacinamiento, deficiente separación entre hombres y mujeres, deficientes condiciones materiales e higiene de instalaciones para alojar a las personas privadas de la libertad, falta de normatividad, deficiencia en la atención a mujeres y personas menores de edad que vivan con ellas; deficiencia en la atención a personas adultas mayores.

Caso Zacatlán

Entre las irregularidades detectadas en Zacatlán se ubican insuficiencia o inexistencia de instalaciones necesarias para el funcionamiento del centro; deficientes condiciones materiales e higiene de la cocina y comedores; falta de normatividad; insuficiencia de personal de seguridad y custodia deficiencias en el procedimiento para la imposición de las sanciones disciplinarias.

Tepexi, el mejor evaluado en Puebla

El Centro de Reinserción Social de Tepexi fue el sitio mejor evaluado, mientras su capacidad es para albergar a mil 121 la población es de 677. El único problema detectado por las autoridades fue la deficiente separación entre procesados y sentenciados.

Entre los aspectos positivos detectados se encuentran supervisión del funcionamiento del centro por parte del titular; prevención de violaciones a derechos humanos y de atención en caso de detección.

La CNDH avala la integración del expediente técnico-jurídico; la clasificación de las personas privadas de la libertad; la integración y funcionamiento del Comité Técnico, así como la organización y registros para el cumplimiento del plan actividades.

Puebla destaca en incidentes y quejas

La entidad poblana es la quinta entidad con más incidentes y quejas en las cárceles al acumular 122 reportes. Tan solo por debajo de Baja California con 646; Ciudad de México 285; Estado de México con 163 y Michoacán con 122.

Según el reporte de la CNDH en las prisiones poblanas hubo un suicidio, 14 riñas y 107 quejas.

Quinto estado con más mujeres con hijos

Con 25 mujeres Puebla se ubicó como la quinta entidad con más mujeres que están en la cárcel y viven con sus hijos.

El número de menores poblanos quienes viven en las prisiones suman 25 al igual que sus madres.

El territorio poblano está por debajo de Ciudad de México, Veracruz, Guerrero y Estado de México.

 

Fuente: Datamos