AMLO sobre la estrategia de seguridad: no vamos a cambiarla

“Situaciones difíciles no nos van a desviar”; advierte que tras casos Culiacán y LeBarón hay “lanzada” de quienes piden guerra y violencia; se atenderán causas, dice; sostiene que plan no es ocurrencia; generalmente drogados, criminales que actúan con irracionalidad extrema; Morena cierra filas

De izq. a der.: Olga Sánchez Cordero, José Luis Rodríguez, el Presidente Andrés Manuel López Obrador y Óscar Morales Ruiz, en un evento con la CIRT. Foto: Cuartoscuro

No se cambiará la estrategia de seguridad, a pesar de lo sucedido en Culiacán y del homicidio de nueve integrantes de la familia LeBarón, en Sonora, aseguró el Presidente Andrés Manuel López Obrador ante quienes piden que se enfrente este tema con “guerra y violencia”.

En conferencia de prensa señaló que su administración va bien, pese a las adversidades que se han presentado.

“Se presentan casos como el de Culiacán (detención y liberación de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín, El Chapo, Guzmán) y el de ahora de los asesinatos de la familia LeBarón, brota de nuevo como el grito de las ranas, necesitamos violencia, necesitamos guerra”, aseveró.

Ante este reclamo el titular del Ejecutivo federal puntualizó: “no vamos a cambiar la estrategia, nosotros vamos a seguir atendiendo las causas que originan la violencia; estamos seguros que es la forma más eficaz y más humana de enfrentar el problema de la inseguridad”.

Asimismo, subrayó que de acuerdo con su propuesta en la materia, “no vamos a usar violencia para enfrentar violencia, estamos absolutamente convencidos que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia, y respetamos a quienes piensan de otra manera; incluso (la estrategia) está escrita en el Plan Nacional de Desarrollo, con toda claridad. No es una ocurrencia, es algo que hemos analizado desde hace mucho tiempo”.

López Obrador insistió en que es necesario avanzar hacia la transformación.

“Vamos bien, que no haya duda de que vamos muy bien y que vamos a ir superando todo esto, que es una herencia de una política fracasada, que nunca más se va a volver a aplicar en el país”, aseveró al revirar las críticas de la oposición.

Pese a los cuestionamientos sobre el combate a la violencia, López Obrador resaltó que en momentos de debate, como con el operativo en Sonora, que encabezaron el Ejército y la Guardia Nacional, se incrementan sus seguidores de redes sociales.

“Vamos a seguir atendiendo las causas que originan la inseguridad y la violencia. Estamos seguros que es la forma más eficaz y más humana de enfrentar el problema de la inseguridad y de la violencia”

Andrés Manuel López Obrador
Presidente de México

 

“Cuando hay más polémica, sube el número de escuchas o de participantes en redes sociales. De 15 días a la fecha, a partir de lo de Culiacán, en Facebook y en Twitter está creciendo el número de participantes”, comentó.

Asimismo, mencionó que en el caso de las conferencias que transmite, registra miles de espectadores más, al pasar de 100 mil a 130 mil.

“Estamos convencidos de que esta conferencia de prensa, este diálogo circular es muy bueno, no les gusta algunos, pero debemos respetar a todos, es importantísimo informar”, expresó.

Además, ante estas críticas en materia de seguridad por los casos mencionados cuadros de Morena respaldaron al Presidente de la República, como las aspirantes a la dirigencia nacional del partido Yeidckol Polevnsky y Bertha Luján.

  • El Dato: Ante diferendos con políticos, el mandatario federal llamó a debatir con argumentos no con insultos, y agregó que quienes recurren a descalificar al adversario sólo dan pena.

La presidenta en funciones ratificó a nombre del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) apoyo total a la estrategia. “estamos seguros: la guerra no es opción”.

En tanto, Luján Uranga dejó de lado la disputa por la elección interna llamó a todos los militantes a conformar un frente común ante los embates de la derecha contra el Gobierno federal, pues acusó que la oposición “busca voltear la realidad y decir que el país atraviesa una crisis de inseguridad”.

 

Fuente: La Razón