No le correspondía al Congreso avalar contrato de Concesiones Integrales, sostienen exdiputados del PRI y PRD

Al Congreso del estado ya no le correspondía aprobar el contrato por 30 años con Concesiones Integrales o Agua de Puebla, toda vez que la reforma que se hizo a la Ley de Agua del estado de Puebla en septiembre de 2013 ya no obligaba a los legisladores avalar dicho convenio, siendo esta la razón por la cual no existe el documento en cuestión, señalaron por separado los exdiputados Gerardo Mejía Ramírez y Socorro Quezada Tiempo.

El exdiputado priista Gerardo Mejía Ramírez recordó que fue la LVIII Legislatura con mayoría morenovallista la que aprobó la reforma al ordenamiento que dio paso a la concesión con Agua de Puebla.

En entrevista refirió que él junto con sus correligionarios Ricardo Urzúa Rivera, Ernesto Leyva Córdoba y Lauro Sánchez López se opusieron a la “privatización” del agua potable en la sesión realizada el 12 de septiembre de 2013, la cual daba el aval para concesionar el servicio de agua potable en los municipio de Puebla, Tehuacán, Atlixco, Cuautlancingo, Huauchinango, Xicotepec, Izúcar de Matamoros, San Martín Texmelucan, San Pedro Cholula y Teziutlán, entre otros.

Aquel día el entonces legislador local se pronunció en tribuna en contra de la reforma que abría la posibilidad de la concesión que el gobierno del estado anunció en mayo de 2014 con Agua de Puebla y cuya documentación hasta el momento se desconoce.

Hay que subrayar que el Frente de Defensa del Derecho Humano al Agua y en contra de su Privatización recientemente reveló que en una solicitud de información hecha al Congreso del estado este le contestó que tras una búsqueda exhaustiva no se encontró la documentación y las versiones estenográficas relacionadas con con la discusión del contrato con Concesiones Integrales o Agua de Puebla.

Al respecto, el propio Mejía Ramírez reflexionó que al imponerse la mayoría morenovallista se dio el aval al gobierno del estado para concesionar el agua en cualquier momento, por lo que ya no era necesario que el contrato con Augua de Puebla se discutiera al seno del Poder Legislativo.

Sostuvo que la importancia de aquella discusión y de la oposición de él y de sus compañeros priistas fue tal que frenaron uno de los preceptos propuestos en el decreto por el cual el Congreso del estado renunciaba a su facultad de establecer las tarifas del agua potable y quedaba al arbitrio de los particulares.

La privatización se hizo en la LVIII Legislatura: Quezada

Por separado, la exlegisladora perredista, Socorro Quezada Tiempo confirmó que el aval para la concesión con Agua de Puebla se lo dio el Congreso del estado al gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas en la discusión de septiembre de 2013.

Al respecto, refirió que en la LIX legislatura de la cual formó parte, no hubo discusión alguna del contrato de concesión con la citada empresa.

Quien fue una de las opositoras a la privatización del agua recordó que aquella legislatura únicamente discutió la reforma al artículo 12 de la Ley de Agua del estado de Puebla para que garantizar este derecho.

Tanto la actual Legislatura local como el ayuntamiento de Puebla se han pronunciado por revisar y por revocar el contrato con Agua de Puebla ante el incremento de denuncias por abusos en los cobros en contra de los usuarios.

Mientras la administración de Claudia Rivera Vivanco inició un procedimiento jurídico para revocarlo desde el gobierno municipal, en el Congreso Local se analiza una propuesta en la que intervengan los diferentes niveles de gobierno.

 

Fuente: La Jornada de Oriente