Destapan cloaca en reconstrucción del 19-S; todo apunta a Juan Carlos Lastiri

El titular de la Sedatu, en compañía del gobernador Miguel Barbosa, anunció que serán destinados un total de cuatro mil 244 millones de pesos del Programa Nacional de Reconstrucción y serán aplicados en lo que resta de este año y durante el primer trimestre de 2020.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer Falcón, vino a Puebla a destapar la cloaca en que se convirtió la reconstrucción de viviendas afectadas por el sismo del 19-S: 40% de los damnificados no recibió el dinero completo de apoyos prometidos y otro 13% censado no obtuvo ni un solo peso.

Es decir, para poco más de la mitad de las personas que además de sufrir la pérdida de su patrimonio y ver en ruinas sus hogares, la reconstrucción se convirtió en otro calvario que a dos años de la tragedia aún está lejos de terminar.

El escenario es todavía más sombrío. En su visita a Atlixco, el funcionario federal, junto al gobernador del estado, Luis Miguel Barbosa Huerta, acusó que el censo a cargo de la Sedatu —cuyo responsable era el subsecretario de la dependencia, Juan Carlos Lastiri Quirós—, era precario e inconsistente.

Las deficiencias de ese trabajo se reflejaron en que ni siquiera es posible cuantificar la magnitud de los daños en las casas afectadas de la entidad, admitió la directora de la Comisión Nacional de Vivienda, Edna Vega Rangel.

EL PAPEL DE LASTIRI

Corría el 11 de octubre de 2017 en Ciudad de México. Era la presentación del censo de las viviendas afectadas por el sismo del 19-S, encabezada por la entonces titular de la Sedatu, Rosario Robles Berlanga, que presumía que iba a ser un proceso de autorreconstrucción por el esquema con el que entregarían los apoyos económicos a los afectados: el gobierno daba los recursos y los damnificados ponían la mano de obra.

En el evento, la entonces funcionaria federal —ahora recluida en el penal de Santa Martha Acatitla con un proceso en su contra por posible desvío de recursos en la conocida como Estafa Maestra— responsabilizaba a Lastiri Quirós de la elaboración del censo y del proceso en Puebla.

“En un proceso participativo porque no concebimos, no podemos concebir, particularmente en el caso de Oaxaca y Chiapas, esta semana se anexarán los casos, al concluir el fin de semana, de Puebla, de Morelos, de Guerrero, del Estado de México. Particularmente Puebla con una afectación, si no en la dimensión de Oaxaca y Chiapas, pero importante. Al frente de todo este proceso está el subsecretario Juan Carlos Lastiri”, decía Robles Berlanga, cuando inclusive proponía que los mismos ciudadanos fueran vigilantes del proceso de reconstrucción.

Fue así como Lastiri Quirós —de cara al proceso electoral de 2018— se convirtió en la voz autorizada en la entidad para dar avances de la reconstrucción de las casas y las etapas por las que la dependencia federal y el flujo de los apoyos de Fonden y Bansefi.

Su protagonismo en la antesala de los comicios provocó la crítica del entonces senador y actual gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta. En aquel entonces, el mandatario estatal acusó que al aspirar la gubernatura por el Partido Revolucionario Institucional, Lastiri Quirós contaba con una precampaña electoral instalada en Puebla al ser nombrado responsable de la reconstrucción en la entidad.

RECONSTRUCCIÓN, LENTA

Meyer Falcón relató que desde la transición del gobierno federal pasado y el actual a finales de 2018 e inicios de 2019, el equipo técnico hizo un muestreo estadístico de los damnificados de tres mil familias en 112 municipios afectados.

Ahí, se percataron que de 40% de avance que presumía la administración federal saliente en la reconstrucción de viviendas era mentira, apenas llevaban 25%.

En el diagnóstico, además de detectar a las familias que nunca recibieron los apoyos económicos por los daños que sufrieron tras el movimiento telúrico, también se encontraron que no había un programa de coordinación entre los tres órdenes de gobierno con metas y objetivos claros.

“No encontramos un número cierto que nos permitiera conocer la magnitud del desastre. Gran parte de la reconstrucción de vivienda se ejerció con recursos propios de las familias afectadas”, señaló.

ESCUELAS, TAMBIÉN REZAGADAS

De igual forma, informaron que hay 882 planteles en la entidad pendientes de reconstruir, de las cuales 10 no estaban consideradas dentro del censo entregado por administraciones pasadas.

En lo que resta del año, en el Plan Nacional de Reconstrucción plantean la inversión de 102 millones de pesos en 36 planteles, 11 de ellos que no habían sido atendidos, 15 que requieren recursos para su funcionamiento y las 10 que no fueron censadas.

En tanto, la entidad se encargará de la reconstrucción de 26 escuelas más y la Fundación de Carlos Slim de otras seis.

INVERTIRÁN CUATRO MIL 244 MDP

Entre el cobro de seguros, donativos, recursos del Fonden y partidas presupuestales del gobierno federal y estatal, el titular de la Sedatu adelantó que en lo que resta del año en curso y en el primer trimestre de 2020 se ejercerá un total de cuatro mil 244 millones de pesos.

Para el rubro de educación será un estimado de 682 millones de pesos, en inversión directa del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), poco más de 104 millones de pesos, en Cultura dos mil 665 millones de pesos, en Salud 36 millones de pesos para los centros y en vivienda 756 millones de pesos.

La directora de la Comisión Nacional de Vivienda, Edna Vega Rangel, explicó que en el caso de la reconstrucción de las casas, se destinará en promedio 69 mil pesos para la intervención a viviendas con daño parcial y 160 mil para daño total. Esto en 42 municipios de los 112 dañados.

A su vez, el gobernador aseguró que a diferencia de otros sismos donde ninguna administración concluyó el proceso de reconstrucción, los daños del 19-S sí serán reparados; en tanto, el titular de la Sedatu prometió que recuperará el tiempo perdido y retomarán el paso.

 

Fuente: 24horaspuebla.com