Comisión de Honestidad de Morena pide desechar el método de encuesta para elección de presidente

Sin embargo, uno de los integrantes de la comisión dijo que aún hay manera de aplicar la encuesta como sugirió el Presidente, pero señaló el riesgo de esta, que ante alguna inconformidad la decisión pueda tomarse en tribunales. La dirigencia se elegiría según los estatutos, por voto de consejeros. Higinio y Gabriel García en guerra abierta en el Edomex.

La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Morena rechazó la encuesta como método de elección de su dirigente nacional y estatales, como lo propuso al partido el presidente Andrés Manuel López Obrador.
En respuesta a una consulta hecha por la presidenta del Consejo Nacional de Morena y aspirante a la dirigencia nacional, Bertha Luján, los integrantes de la CNHJ señalaron que con fundamento en el artículo 49, “no es posible elegir a los integrantes de los comités estatales y nacional mediante el método de encuesta, dado que dicho supuesto no se encuentra contemplado en la norma estatutaria”.
Además, la CNHJ aclaró que “el método de encuesta contemplado en el artículo 44 del estatuto, aplica única y exclusivamente para la elección de candidatos a ser postulados por el partido en procesos electorales constitucionales”.
La CNHJ señaló en su oficio que el proceso de elección de los comités estatales, y nacional, está definido los artículos 24 al 37 del estatuto de Morena.
Por ello, dejó en claro que “no existe fundamento estatutario que permita que la elección de integrantes de los comités estatales y nacional mediante el método de encuesta” y tampoco se puede compaginar la encuesta con la norma interna. La resolución de la CNHJ contrasta con los dichos de la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, quien señaló que el partido le hará caso a la sugerencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, de definir sus dirigencias estatales y la nacional a través de encuestas.
El Presidente, fundador de Morena, pidió a sus liderazgos cuidar los principios por encima de los cargos, a lo que Polevnsky dijo que su partido hará un addendum a la convocatoria emitida el 18 de agosto. “Ya está decidido que va a ser encuesta, tenemos que ver aún algunos detalles pero yo preferiría que fuera sólo una encuesta, porque con qué vamos a pagar si solo tendremos el 25 por ciento de las prerrogativas”, dijo en el marco de la reunión plenaria de los diputados de Morena.
Posible realizar encuesta, si entre candidatos hay un pacto político Héctor Díaz-Polanco, integrante de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, aseguró que a pesar de la resolución de la comisión, el método de la encuesta aún no está descartado, ya que esta se podría realizar si los candidatos a la dirigencia nacional hacen un acuerdo político o pacto de honor. “Según el estatuto no es posible, esto no quiere decir que se descarte pero podría buscarse otro camino para su aplicación como algún tipo de acuerdo político o pacto de honor entre los posibles candidatos para someterse a la encuesta”, refirió Díaz-Polanco en entrevista con Azucena Uresti para Radio Fórmula.
El integrante de la CNHJ explicó una de las posibilidades para aplicar la encuesta como los sugirió el Presidente, que consiste en que previo a la votación del consejo que elegiría al próximo presidente del partido, como dice en los estatutos de Morena, se realice la encuesta entre los candidatos, y los perdedores de este sondeo decline a favor del ganador el día de la votación del consejo encargado de seleccionar al nuevo presidente.
Sin embargo, Héctor Díaz-Polanco señaló que esta posibilidad contrae un riesgo, ya que la encuesta al no ser vinculatoria, se correría el riesgo de que alguno de los candidatos no respete el acuerdo y la situación escale a tribunales, en donde la elección de su propio presidente escaparía de las manos de Morena. “Sería al margen del proceso normal que implican las asambleas, en el ámbito autorizado eligen a un conjunto de consejeros que van al congreso nacional y ahí eligen en votación secreta a los dirigentes del partido. “Se hace el acuerdo político para que el día de la elección declinaran a favor del que ganaría la encuesta, y el proceso anterior. “El método de la encuesta al no ser vinculatorio no hay garantía de que los perdedores decidan aceptar el resultado, con que uno solo dijera que no acepta el resultado, el asunto terminaría en los tribunales, y entonces la elección podría estar en manos ajenas a Morena”, señaló.
Fuente: Milenio