Con 20 vivas, AMLO dio su primer Grito de Independencia

Solamente acompañado de su esposa Beatriz Gutiérrez, sin invitados ni funcionarios públicos, el mandatario se asomó al balcón para recibir a los cientos de asistentes a la plancha. Además del reconocimiento a los próceres mexicanos, pidió vivas por la justicia, la democracia, la soberanía, y el heroico pueblo de México; salió del salón de embajadores a las 22:58 horas

Tal y como lo prometió, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, grito 20 vivas al conmemorar el 209 aniversario de la independencia de México.

Además del reconocimiento a los próceres mexicanos, pidió vivas por la justicia, la democracia, la soberanía, y el heroico pueblo de México, entre otros.

“Mexicanas, mexicanos, viva la independencia, viva Miguel Hidalgo y costilla, viva José María Morelos y Pavón, viva Josefa Ortiz de Domínguez, viva Ignacio Allende, viva Leona Vicario, vivan las madres y los padres de nuestra patria, vivan lo héroes anónimos, viva el heroico pueblo de México, vivan las comunidades indígenas, viva la libertad, viva la justicia, viva la democracia, viva nuestra soberanía, viva la libertad universal, viva la paz, viva la grandeza cultural de México. !Viva México, viva México, viva México¡”, grito el mandatario federal ante un zócalo abarrotado por más de 80 mil personas.

Salió del salón de embajadores a las 22:58 horas, portando un traje negro, corbata guinda, y portando la banda presidencial.

Lo acompañaba su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, quien llevaba puesto un vestido color verde y aretes del mismo color, en contraste con la ex primera dama, Angélica Rivera, quién en 2018 portó un vestido rojo del diseñador mexicano Alejandro Carlín, que pese a haber sido donado, tenía un costo aproximado de 42 mil pesos.

Ya de frente al balcón, seis cadetes, cuatro hombre y dos mujeres, estudiantes del Heroico Colegio Militar, entregaron al Presidente la bandera mexicana, y enseguida el titular salió al balcón para dar el tan ansiado grito.

A diferencia del año pasado, al ejecutivo no lo acompañaron sus hijos, tal y como pasó con Enrique Peña Nieto.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró este domingo su primer Grito de Independencia como mandatario del país con vivas destacados a los héroes anónimos de esta gesta histórica y a las comunidades indígenas

Desde el balcón central del Palacio Nacional y ante más de 80.000 personas reunidas en la Plaza central, el Zócalo, López Obrador cumplió con el tradicional grito con 20 vivas y marcado toque personal de austeridad.

Al balcón presidencial, López Obrador salió solo con la banda presidencial -su esposa se quedó dentro del salón- atravesada en su pecho, un distintivo que solo utiliza en este tipo de ceremonias, así como la presentación de las cartas credenciales de embajadores de otros países.

Otra diferencia fue el número de invitados, que en esta ocasión no rebasó los 400, mientras que con Peña, se estimaron más de dos mil.

El acto protocolario fue el mismo, pero en 2018, el Presidente atravesó los salones azúl, morado, verde, de recepciones, hasta llegar al embajadores, en donde recibió la bandera nacional. En todos ellos había invitados especiales.

La ceremonia de este año concluyó sin lluvia, y con saldo blanco, amenizada por las bandas sinfónicas de la Sedena y Marina, al tiempo que juegos pirotécnicos iluminaron la plancha capitalina.

López Obrador no es el único mandatario que ha modificado el grito de independencia.

En 1932 Alejandro L. Rodríguez agregó al grito “viva la revolución”; en 1938, Lázaro Cárdenas gritó “cooperemos por la paz y el trabajo para hacer un México mejor”; Echeverría, en 1935, gritó “vivan los pueblos del tercer mundo“.

Mientras que en años más recientes, en 1980 López Portillo grito “viva Josefa Ortiz de Domínguez” incluyendo por primera vez en el grito a una mujer qué participó en la independencia; Incluso Peña Nieto imprimió su sello en 2017, cuando agregó “viva la solidaridad de los mexicanos con Chiapas y Oaxaca”, pues días antes, el siete de septiembre, se suscitó el temblor que cimbró a esas entidades.

 

Fuente: La Razón