Puebla y Veracruz pactan estrategia conjunta contra la inseguridad

Los mandatarios Miguel Barbosa y Cuitláhuac García sostuvieron una reunión en Tehuacán, en la cual participaron representantes del Ejército mexicano y Guardia Nacional.

Los gobiernos de Puebla y Veracruz anunciaron operativos conjuntos en la zona limítrofe de ambos estados –conformado por más de 60 municipios–, donde llevarán a cabo retenes para identificar trasiego de mercancía ilícita, vehículos robados, así como identificar integrantes de las bandas delictivas que se mueven entre las dos entidades.

En conferencia de prensa después de un encuentro en el Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputos (C5) de Tehuacán e instalación de la Mesa de Seguridad para la Construcción de la paz, los gobernadores Miguel Barbosa Huerta y Cuitláhuac García Jiménez compartieron el diagnóstico que obtuvieron tras una primera reunión en conjunto con la Guardia Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y corporaciones de seguridad estatales.

De esta forma, coincidieron que entre la franja limítrofe de los dos estados se identificaron ilícitos como robo de vehículo y mercancía, secuestro, delitos contra la salud, por lo cual el objetivo es disminuir los índices delictivos en los municipios que conforman esta zona.

García Jiménez reveló que detectaron que bandas delictivas que operaban en Veracruz se ocultan en Puebla y viceversa.

Hasta ahora fijaron 12 generadores de violencia que operan en la entidad veracruzana y que se ocultan en Puebla, y seis que operan en territorio poblano y se ocultan en Veracruz, sin importar a qué grupo delictivo pertenecen.

Barbosa Huerta dijo que era necesario compartir esa información, ya que los hampones aprovechaban esa franja para perder el rastro de lo robado en una entidad y comercializarlo en otra.

“La estrategia es intercambiar información porque son los mismos delincuentes que se buscan en Veracruz que en Puebla, porque aprovechan la franja para delinquir y esconderse. Sabemos quiénes son. Vamos a entrarle”, sentenció Barbosa.

Por su parte, el gobernador veracruzano explicó que coincidieron en que los delitos aumentaron en esa franja por las bandas dedicadas al robo de combustible, el cual, al combatirse, sus integrantes comenzaron a dedicarse a los robos, asaltos a transportistas y secuestros.

Los operativos arrancarán el 1 de septiembre con recursos propios de cada estado en 33 municipios de Puebla y 36 en Veracruz, ya que por ahora no han fijado un presupuesto especial para estas acciones.

En la mesa de reconstrucción de la paz también participarán los ediles de los municipios involucrados.

Barbosa aclaró que serán las secretarías de Seguridad Pública las que en próximos días decidirán dónde se ubicarán las estaciones –fijas y móviles– en las que se establecerán las corporaciones estatales para hacer retenes, pues sólo se planteó en la reunión, pero aún no han formalizado.

El gasto de dichas acciones será dividido en un 50%.

Los gobernadores anunciaron que habrá una segunda reunión entre los dos estados, en Tlapacoyan, Veracruz, de forma tentativa el próximo 5 de octubre, donde volverán a compartir información de inteligencia entre los dos estados.

 

Fuente: 24horaspuebla.com