¿Y los peces medianos y pequeños de la Estafa Maestra?

En los últimos días todos hablan de la Estafa Maestra y que Rosario Robles solo es un chivo expiatorio para mejorar la imagen del gobierno federal que lidera el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
Y pareciera que así es.
El gobierno federal necesita legitimarse en los siguientes días, semanas y meses con este caso de la estafa maestra que ocupa los titulares de medios nacionales y también de algunos internacionales.
Podría decirse que Rosario Robles es la punta del iceberg por el fraude en las áreas de la Sedesol y Sedatu de cuando fue titular de ambas secretarías en el gobierno de Enrique Peña Nieto.
Sin embargo hay otros funcionarios que pudieron ser cómplices de este escándalo.
Me refiero concretamente del ex sub secretario de la Sedesol y Sedatu, Juan Carlos Lastiri Quirós, quien según las malas lenguas, está descansando en un rancho ubicado en la Sierra Norte de Puebla.
Dicen que desde ahí revisa todas las notas nacionales que se generan a través de su madrina política, Rosario Robles, quien hoy está recluida en una cárcel federal.
Otros priistas que deberían ser investigados por la triangulación de recursos a través de estas dos áreas, son el propio Juan Manuel Vega Rayet y Lorenzo Rivera Sosa.
Los dos priistas antes señalados, llegaron como delegados en Puebla de la Sedesol y Sedatu en el periodo de Rosario Robles y con el cobijo del propio Lastiri Quirós.
Por eso insisto, si el gobierno federal se quiere legitimar con sanciones concretas por el tema de la estafa maestra, no solo debe enfocarse en los peces gordos, sino en los medianos y hasta pequeños.
No descarte que si alguno de ellos es detenido por este asunto, no tardarán en hablar con tal de salvar su pellejo de manera mediática y hasta social.
Hasta aquí mi reporte.
Recuerden escribir a chucholemus58@gmail.com